Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

Otra arma para atacar el dengue

PANAMÁ. Panamá vive una epidemia de dengue desde el pasado 30 de diciembre y busca alternativas para acabar con la enfermedad.

PANAMÁ. Panamá vive una epidemia de dengue desde el pasado 30 de diciembre y busca alternativas para acabar con la enfermedad.

Las autoridades sanitarias planean diseminar millones de mosquitos Aedes aegypti genéticamente modificados, que impedirían la reproducción de la especie vectora de la enfermedad.

El doctor Carlos Gálvez, director general de Salud del Ministerio de Salud (Minsa), dice que dentro de una o dos semanas iniciarán con una etapa del proyecto en algunas comunidades de Panamá Oeste.

En el experimento, liberarán mosquitos transgénicos machos, exclusivamente, reitera Gálvez, quien enfatiza que ese insecto no pica a la población, ya que se aparea con la hembra y los huevecillos son infértiles.

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de Salud, dependiente del Minsa y responsable del proyecto, está reiterando el acercamiento con los sectores para explicarles en qué consiste el experimento y que no existe ningún riesgo para la salud.

El mosquito macho se alimenta solamente de néctares de flores y frutas.

‘El mosquito hembra sí pica a las personas.... el mosquito macho debe aparearse con la hembra... y por ende la infestación de Aedes aegypti debe disminuir rápidamente’.

La idea de las autoridades de Salud es estudiar el efecto de ese mosquito en Panamá y si todo sale bien, podrían adquirir esa tecnología como un arma más en la lucha contra el dengue, que le cuesta al Estado $10 millones al año.

A los mosquitos transgénicos se les crea una proteína letal que impide el desarrollo de las larvas del insecto, y en caso de que sobrevivan no podrían transmitirse a otros seres vivos.

En el caso de Panamá, el objetivo es reducir hasta en 80% las poblaciones de Aedes, se planteó desde mayo de 2012, cuando se hablaba fuerte del tema.

ATAQUE FRONTAL

El Minsa está haciendo una vigilancia epidemiológica intensificada para detectar rápidamente los casos, también echa una tableta a las aguas estancadas para eliminar las larvas y una campaña intensiva de jornadas de limpieza en varias comunidades.