Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Nacional

Matarifes registran pérdidas

Por no poder vender sus carnes fuera del distrito

Matarifes registran pérdidas
Poca inversión para mejorar el lugar.

Matarifes del distrito de La Chorrera están registrando pérdidas económicas y no descartan despidos de trabajadores, al no poder vender sus carnes fuera del distrito, luego que desde hace tres meses se le venciera al matadero municipal la certificación sanitaria para vender en todo el país.

Mohamed Abualasal, uno de los matarifes, dijo que las condiciones en que se encuentra el local se deben a la poca inversión que se hace en el matadero del distrito, donde hay aparatos viejos, a pesar de que el ingreso es bueno pues solo él deja $5 mil mensualmente en concepto de matanza.

Dijo que cada día se sacrifican 35 animales, el producto cárnico que sale de 15 animales los comercializa a nivel local, pero lo que sale de 20 animales es lo que debería llevar afuera; es decir que su pérdida económica ronda los $2 mil.

Abualasal señala que al no poder sacar carnes a otros sectores como Arraiján, Vista Alegre, Capira, Panamá o San Miguelito, llegarán otras compañías a los comercios y suplirán el producto, lo que provocará que la matanza de cada uno disminuya, incluso el ingreso económico del municipio.

‘No comprendo por qué la administración municipal no pudo pasar y conseguir la certificación, yo tengo siete trabajadores donde llevo una planilla de $800, si esto continúa así, voy a tener que despedir a algunos’, lamentó el matarife.

Según datos suministrados por Juan Carlos Parra, administrador del matadero, el trabajo de matanza no registra bajas, pues los días martes se da un sacrificio promedio de 140 a 150 animales, los jueves de 190 a 205, y los sábados no pasa de 150. Solo en el mes de mayo se pudo realizar una matanza de mil 785 reses y 576 cerdos.

Clever Delgado, tesorero municipal, indicó que ya el departamento de administración de justicia hizo la solicitud al departamento de Protección de Alimentos Nacional y aún se está a la espera de que lleguen a re certificar la planta.

Dijo que lo ideal sería hacer una planta nueva, pues las estructuras son muy antiguas, están obsoletas y da muchos problemas, pero sigue ofreciéndole un servicio a la comunidad, incluso durante los cinco años de administración se invirtieron cerca de $700 mil en el matadero, aseguró.