Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Nacional

La reforma electoral del 2010, vuelve a manos de los diputados

Las reformas recogen los aportes y consensos planteados durante las discusiones de la Comisión Nacional de Reformas Electorales

La reforma electoral del 2010, vuelve a manos de los diputados
Magistrados del TE y miembros de la sociedad civil entregaron el paquete de reformas al presidente de la Asamblea, Adolfo Valderrama.

Casi cuatro años después, el Tribunal Electoral (TE) presenta nuevamente ante el pleno de la Asamblea Nacional, ahora encabezada por el Partido Panameñista, el mismo paquete de reformas electorales que Cambio Democrático (CD) rechazó durante el periodo pasado.

Las reformas recogen los aportes y consensos planteados durante las discusiones de la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), presidida por el entonces magistrado electoral Gerardo Solís.

En su exposición de motivos, el magistrado Erasmo Pinilla precisó que el proyecto de ley 48 está basado en tres pilares fundamentales: ‘mayor participación, transparencia y fortalecimiento institucional del Tribunal Electoral’.

‘Aunque ha habido grandes avances, la legislación electoral panameña requiere modificaciones que tengan como objetivo lograr una competencia más equitativa... con esta reforma integral, buscamos cumplir con esos objetivos’, expuso Pinilla ante el pleno.

DONACIONES PRIVADAS

Al calor de la campaña pasada surgieron acusaciones de supuestos vínculos de algunos candidatos a distintos cargos de elección con actividades del narcotráfico.

Además, sectores de la sociedad civil organizada presentaron múltiples llamados a los candidatos presidenciales para que hicieran público el listado de donantes privados de sus respectivas campañas, al considerar que eso revelaría, de ganar las elecciones, la presencia de posibles conflictos de intereses en el nombramiento de su gabinete o funcionarios de confianza.

Por ello, en el paquete de reformas al Código Electoral se adiciona al capítulo I del Título V, la sección tercera denominada Financiamiento Privado.

En esta sección se establece que los partidos políticos y los candidatos tendrán la obligación de registrar las contribuciones privadas y aportes propios que reciban sus campañas.

Las donaciones deberán hacerse a través de cuentas bancarias y registros contables y ser presentadas al Tribunal Electoral, que debe hacerla pública a través de su página web.

Además, se indica que ‘de fuentes privadas, cada nómina presidencial podrá gastar en la campaña electoral una suma no mayor del 30% del monto del financiamiento público total’. En el caso de los diputados, se calculará el porcentaje de acuerdo con la cantidad de electores que haya en su circuito.

PROPAGANDA ELECTORAL

El abuso en la utilización de afiches, vallas, banners y cuñas radiales y televisivas fue severamente criticado por la población panameña, que reclamaba al TE una disminución en la contaminación visual y propaganda a la que fue sometida.

Ante esto, la propuesta de reforma plantea: ‘la propaganda electoral en los medios de comunicación, solo será permitida durante los 90 días calendario previos a una consulta popular, y dentro de los 30 días calendario previos, tanto a una elección partidaria interna como para cargos de elección popular’.

En cuanto a la propaganda fija, el documento es muy estricto al señalar que no se podrá pegar, pintar o empapelar árboles, lugares en los que se obstruya la visibilidad o ponga en peligro la seguridad vehicular o peatonal, como tampoco en sitios históricos y culturales.

El magistrado presidente Erasmo Pinilla criticó, durante la campaña electoral pasada, la predisposición de algunos partidos políticos y candidatos, a recurrir a estrategias propagandísticas que reñían con la ética.

Por ello, el artículo 43 busca modificar el numeral tercero del artículo 202 del actual Código Electoral, que trata sobre las prohibiciones de campaña, dejándolo así: ‘la propaganda sucia, entendiendo por ella la que ofenda la dignidad humana, incurra en el uso de diatribas, irrespeto, calumnia, injuria o promueva la violencia o atente contra la Constitución Política y las leyes’.

CIRCUITO NACIONAL

Las reformas electorales proponen una modificación al artículo 2 de la Ley 59 de 2006, a través de la cual se crea el circuito nacional. ‘Todo el territorio de la República se constituye en un circuito nacional plurinominal en el que se elegirán diez diputados’.

Según la exposición de motivos que llevó el magistrado Pinilla, con la creación de este circuito se busca reforzar el trabajo en la Asamblea Nacional creando un vínculo con las comunidades.

Serán escogidos diez diputados a nivel nacional. Los candidatos a presidente y vicepresidente de la República deben ser los dos primeros en postularse en los listados de los partidos políticos.

‘No se afecta la configuración de los circuitos, sino la cantidad de diputados a elegir en algunos circuitos plurinominales’.

NUEVOS PARTIDOS Y LIBRE POSTULACIÓN

Durante las pasadas elecciones, Panamá registró dos acontecimientos novedosos en su historia electoral. El primero fue que tuvo tres candidatos de libre postulación o independientes, que aspiraban a la Presidencia de la República, y el segundo, que un partido político con tendencia de izquierda se presentó como alternativa a los distintos cargos de elección, como fue el caso del Frente Amplio por la Democracia (FAD).

Sin embargo, los candidatos independientes y los del FAD se quejaron de las desigualdades que enfrentaron en la contienda.

Para ello, el proyecto de reformas aumenta el financiamiento. Esta vez, por norma, a los candidatos de libre postulación se les otorgará 50 centésimos por cada adherente.

En el caso de los partidos nuevos, se propone reducir el porcentaje de adherentes de cuatro por ciento (4%) a dos por ciento (2%). Así mismo, para que un colectivo político sobreviva solo debe obtener el dos por ciento (2%) de los votos válidos de las últimas elecciones.

ESPERANZA

Los magistrados del Tribunal Electoral y la CNRE esperan que esta ocasión la Asamblea Nacional, controlada por el Pacto de Gobernabilidad acordado por el Partido Panameñista y el Partido Revolucionario Democrático (PRD), apruebe las reformas electorales sin problemas, sin modificaciones y en su totalidad. La sociedad civil se mantendrá vigilante de que se respete la totalidad de la propuesta.