Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Nacional

La Chorrera ya no tiene fármacos para pacientes con VIH

Hace tres meses se acabaron las reservas del Hospital Nicolás Solano. 786 personas padecen los retrasos en el Minsa

La Chorrera ya no tiene fármacos para pacientes con VIH
En el Nicolás Solano se detectan hasta 7 nuevos pacientes con VIH/Sida al mes.

Desde junio, los depósitos de medicamentos para enfermos con VIH y sida en el Hospital Nicolás Solano, de La Chorrera, están vacíos.

El hospital más importante de Panamá Oeste ha dejado de suministrar tratamientos antirretrovirales a 786 pacientes porque el Ministerio de Salud (Minsa) suspendió el despacho de tres de los fármacos que utilizan.

Los más afectados, explicó Lía Bianet de Pérez, jefa de Farmacia del centro médico chorrerano, son quienes no han desarrollado la resistencia al virus que produce el sida, a quienes se les aplican ‘tratamientos especiales’ que incluyen un coctel de los medicamentos Convivir, Truvada y Ritonavir.

Las autoridades regionales de salud insistieron en que los pacientes deberán armarse de paciencia. ‘Los medicamentos están llegando poco a poco’, planteó Bianet, quien, sin embargo, no duda en matizar que ordinariamente al Nicolás Solano se le abastece por hasta tres meses.

Fuentes médicas aseguraron que en el mercado local un medicamento antirretroviral puede costar hasta $1,000, un precio inasequible para el común de los enfermos.

Los médicos chorreranos sostienen que el desabastecimiento es nacional. Las organizaciones Probidsida y el Observatorio Ciudadano en Derechos Humanos y VIH de Panamá denunciaron este año que el Minsa dejó de comprar de manera directa los medicamentos y, al someterlo a licitación, el acto fue azotado por las impugnaciones.

La Estrella de Panamá intentó obtener ayer una respuesta del Minsa, sin éxito. La entidad confirmó en mayo que había un retraso en la entrega de los fármacos, pero informó que a finales de ese mes completaría la dosis anual correspondiente al año 2014 de Convivir y Truvada, mientras que las correspondientes dosis de Ritonavir tendrían que esperar por una firma para el resuelto de la orden de compra.

‘En ocasiones, la casa proveedora que gana la licitación no mantiene inventario de los medicamentos en el país, lo que origina demoras en la entrega’, añadió la entidad.

Orlando Quintero, director de Probidsida, hizo recientemente fuertes críticas a la burocracia, con respecto a este asunto: ‘los pacientes están muriendo por falta de medicamentos’.

MENOS MEDICAMENTOS Y MÁS ENFERMOS

En Panamá Oeste, el escenario se muestra más oscuro: Keyra Thompson, enfermera de la Clínica Antirretroviral de La Chorrera, explicó que mensualmente el distrito registra hasta siete nuevas infecciones de VIH y sida.

Panamá Oeste cerró el año pasado con 1,521 casos.

La mayoría de las personas infectadas tiene entre 17 y 25 años.

Con información de Ovidio Lorenzo.