03 de Dic de 2022

Nacional

‘Hay que proteger la internet de injerencias estatales abusivas’

En la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa, los medios del continente denunciaron las políticas de sus gobiernos

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión Interamericana de Libertad de Prensa e Información, relata con soltura que colgar un vídeo del grupo islámico ISIS en la internet le costó un reproche de Facebook. La cinta —grabada, según él, ‘en Siria o Afganistán’— mostraba cómo unos rebeldes asesinaban de un tiro en la nuca a una mujer, en una plaza pública. El argumento frío de la red social de Silicon Valley fue que debía censurarlo porque contrariaba sus reglas.

Pero Jane Kirtley, profesora de la Universidad de Minesota, en Estados Unidos, asegura que eso no es más que una política de su país para controlar lo que se propaga por la internet, luego, según ella, de fracasar en el intento de ‘ir contra el ISIS’

‘La vigilancia no se va a detener’, advirtió, ayer, en una sesión de la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que se desarrolla en Panamá hasta mañana.

En ese sentido, los medios de comunicación del continente y las voces de mayor perfil en la lucha por la libertad de expresión llamaron la atención sobre las estrategias de los gobiernos de regular directa e indirectamente lo que se publica en la internet.

‘Hay que atender este tema no sólo como un problema tecnológico, sino como uno político’, advirtió Joel Simon, director ejecutivo del Comité para la Protección de los Periodistas, radicado en Nueva York.

Lo del ISIS y la cuenta de Paolillo es ínfimo. Lo peor, explicaron, es que desde operaciones para proteger la seguridad del Estado, los gobiernos de América intercepten comunicaciones digitales y coarten el derecho de sus ciudadanos a expresarse sin censura, y estos lo avalen. ‘Si Richard Nixon hubiera tenido las herramientas que hay hoy, la investigación del Watergate jamás hubiera terminado’, indicó Paolillo.

Eduardo Quirós, presidente del Grupo Editorial El Siglo-La Estrella , al que pertenece este diario, se refirió a la política de la pasada administración Martinelli de pinchar teléfonos y captar información digital de quienes cuestionaban su gestión. Y pidió controles para la pauta de publicidad del Estado.

Canadá denunció un proyecto de ley antiterrorista que el congreso de su país estudia, que concede poderes sin precedentes a las agencias de seguridad del país, y que limitaría el ejercicio de la prensa.

Los medios de Venezuela y El Salvador relataron, por su parte, cómo desde las administraciones de esos países se han impuesto murallas al flujo de información oficial, y Yoani Sánchez explicó que el acercamiento con Estados Unidos no ha supuesto cambios en la regulación de Cuba al acceso a la internet y las políticas que garanticen las libertades de prensa y expresión.

En México, además de las intimidaciones físicas a periodistas, ha habido robo de información desde la internet. El informe de ese país explica que los atacantes ‘acuden al ciberespacio para ocultar sus rostros utilizando herramientas tecnológicas para atacar a medios’.

Y si bien en Minesota, aseguró la profesora Kirtley, los registros judiciales están digitalizados, el sistema no permite que los periodistas tengan acceso a ellos desde los ordenadores de sus oficinas.

Catalina Botero, reconocida ayer con el Premio Chapultepec por su labor como relatora por la libertad de expresión de la OEA, instó al continente a ‘proteger la internet de injerencias estatales abusivas’.

‘Tenemos que hablar de esto, hacer el tema visible’, insistió. El hackeo y la confiscación de cuentas en redes sociales son los principales asaltos a la libertad de expresión y del ejercicio de la prensa, según Botero.

Justo ayer, Ecuador denunció el cierre de la página en Facebook Crudo Ecuador , que había publicado fotos del presidente Rafael Correa de compras en un centro comercial en Europa.

‘La habilidad del periodista de dar información segura se ve amenazada’, argumenta Joel Simon, antes de explicar que lo que está sucediendo en la internet es una nueva forma de represión. ‘En esta batalla por la libertad de expresión no hay lugar seguro’, continuó.

El panel de la SIP ponderó la preocupación de los gobiernos sobre lo que sucede en la internet con una escuálida cifra: la mitad de los periodistas encarcelados en el mundo laboraban para un portal digital.

Los medios de América han coincidido en la necesidad de exponer los casos de censura y defender la globalidad de la internet.

Además, quebrar el círculo de impunidad, formar una alianza mundial para la libre expresión e impulsar normas que protejan a las personas y los sistemas que permiten el libre flujo de la información.

El presidente Juan Carlos Varela, que firmó el acuerdo de Chapultepec ayer, ante la SIP (y después de deslegitimar la proclama de los opositores venezolanos María Corina Machado, Leopoldo López, y el alcalde caraqueño Antonio Ledezma, cuya detención reprobó), aseguró que los argumentos de defensa a la seguridad nacional ‘no pueden ser excusas para atentar contra la libertad de expresión’. Prometió que su gobierno no incurriría en esos ‘pecados’.