26 de Nov de 2022

Nacional

El fiasco de la ‘escuela modelo’ de Pacora

Desde su inauguración en 2013, el colegio empezó a experimentar problemas eléctricos y en el tanque séptico

El fiasco de la ‘escuela modelo’ de Pacora
Este centro educativo cuenta con un gimnasio para 1,200 personas, biblioteca, cafeterías y un laboratorio de arte, tres de ciencias y tres de informática.

El Centro Educativo República de China (Taiwán), anunciado como una ‘‘escuela modelo” o ‘ ‘de excelencia”, durante el gobierno de Ricardo Martinelli y construido a un costo de $13.7 millones en Las Garzas de Pacora, ha tenido que ser clausurado, dejando al garete a 1,300 estudiantes, de prekínder a duodécimo grado, y a 82 educadores.

El plantel educativo, edificado durante la gestión de la ministra Lucy Molinar, supuestamente contaría con estándares nuevos en iluminación y ventilación, además de todo tipo de especificaciones modernas que posteriormente serían replicadas en otras escuelas del país.

Pero la realidad ha sido otra. La estructura inaugurada en marzo de 2013 y elogiada como ‘del primer mundo’, apenas año y medio después tenía el tanque séptico dañado.

Y no solo eso. Poco después, el pabellón de primaria presentaba rajaduras. Cuando llovía, se filtraba el agua a los salones.

Desde el inicio, el sistema eléctrico experimentaba fuertes fluctuaciones, lo que producía constantes apagones y dañaba los aires acondicionados.

En el transcurso del pasado curso escolar, cuando una maestra intentó conectar un abanico eléctrico que trajo de su casa, ocurrió una explosión, cuentan los docentes.

Durante el segundo y tercer trimestre de ese año, los daños severos provocaron el colapso del sistema eléctrico, obligando a dar clases en un calor asfixiante, pues los salones fueron diseñados para el aire acondicionado.

La escuela también cuenta con tableros digitales que no pudieron ser usados el resto del año.

La situación era tan difícil, que el año pasado la escuela tuvo que limitar el horario hasta las 12:00 del medio día, en lugar de las 3:00 p.m.

AGUAS NEGRAS

El sistema de agua potable de la escuela nunca llegó a funcionar de forma regular. En ocasiones, se iniciaba la jornada con suministro adecuado, pero al mediodía ya escaseaba. Los baños permanecían siempre sucios. ‘Nos tocó encontrar baños asquerosos y no podíamos lavarlos porque no había agua’, dijo una profesora.

Al finalizar el segundo trimestre del año escolar 2014, el sistema de aguas negras del centro escolar empezó a desbordarse, obligando al Minsa-Capsi de Pacora a decretar el cierre del plantel para efectuar una limpieza. La nueva planta de tratamiento instalada falló poco después, provocando la pérdida de una semana adicional de clases. En los salones de kínder, varias veces se desbordaron las excretas.

Este año, al persistir los problemas del edificio, la dirección determinó que no se podía trabajar así.

La semana pasada, en una reunión con los padres de familia, las autoridades del Ministerio de Educación (Meduca) plantearon el cierre de clases para iniciar reparaciones durante dos meses, a partir de ayer.

En lugar de dar clases y dedicarse a lidiar con las labores administrativas, el personal tomará un curso en el Inadeh.

Los estudiantes, por su parte, permanecerán en sus casas trabajando con guías didácticas (material de actividades y trabajo). Un grupo minoritario podrá participar de una jornada recortada en una área habilitada para tal fin.

Las guías educativas serán entregadas los días 23, 25 y 27 de marzo, y posteriormente recibirán otras.

La dirección habilitará unas carpas para atender a esos niños, pero aún no se ha informado dónde serán instaladas.

ORIGEN DEL PROBLEMA

Algunos padres de familia creen que los problemas del colegio tienen su origen en que la edificación fue ocupada sin haber sido terminada. Otros piensan que fue recibida sin el ‘‘visto bueno” de los bomberos.

Varios educadores afirman que la directora Nilka de Franco, al ser nombrada por la ministra Molinar, trató de ocultar los problemas, los que terminaron por estallar durante la presente administración.

Al ser consultada, la dirigente Juana López, coordinadora del Magisterio Panameño Unido, resumió el problema en la falta de supervisión y mantenimiento.

‘¿Qué hizo la directora del colegio que no vio que eso estaba pasando? Pero los padres de familia también tienen culpa’, dijo.

López manifestó que la administración anterior debió percatarse de las condiciones que tenía el centro al ser entregado como ‘‘escuela modelo”.

‘¡Qué barbaridad! Por andar en política siguen dañando la educación’, deploró la dirigente.

MEDUCA HABLA

En un comunicado, el Meduca informó que los padres de familia del colegio, ‘en consenso’ con las autoridades educativas, decidieron suspender las clases presenciales y trabajar con guías académicas para dar inicio a los trabajos de reparación.

‘La reactivación de los trabajos de construcción en el plantel obedece a que el Ministerio de Educación ganó la demanda a la empresa constructora que por incumplimiento del contrato había paralizado la obra’, agregó.

La entidad comunicó que también se atenderán los problemas de fontanería, además de la evaluación para la construcción de una nueva planta de tratamiento de aguas servidas, ‘ya que la existente no cumple con las especificaciones del contrato original’.

La aseguradora, garante de la finalización del proyecto, contratará a una nueva empresa para las ‘mejoras’ del plantel.