Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Nacional

“Barro Blanco ha entrado en su momento más difícil”: Herrero

Los trabajos en e proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco está suspendido desde el pasado 9 de enero, por órdenes del Ministerio de Ambiente

Las agendas de ambas partes (gobierno e indígenas) han llegado a su límite, expresó el facilitador de las negociaciones, que ya alcanzan las 14 semanas, Martín Herrero, representante del sistema de Naciones Unidas (ONU) en Panamá.

La nueva decisión de los miembros del movimiento indígena ngäbe-buglé M-10 — de darle un plazo al gobierno hasta el 16 de junio para que cancele por completo la construcción de la hidroeléctrica sobre el río Tabasará— ‘es una consecuencia de un juego en el que la historia del país refleja gobiernos que han querido el proyecto y grupos originarios que, legítimamente, han dicho que no', concretó Herrero.

Esta última decisión de los indígenas, de dar una prórroga al gobierno para que acate sus exigencias, se fundamenta en la comprobación ‘de las incompatibilidades del proyecto hidroeléctrico en la mesa técnica, que representa una nueva etapa en el diálogo', sustentó Manolo Miranda, vocero del M-10 .

Los trabajos en e proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco está suspendido desde el pasado 9 de enero, por órdenes del Ministerio de Ambiente.

El proyecto, de $130 millones y financiado por entidades internacionales, tiene un 95% de avance.

==========

LABERINTO DE NEGOCIACIONES

La mesa del diálogo fue instalada el pasado 26 de febrero en Tolé.

El Banco de Desarrollo Holandés, que financia el proyecto, ha enviado cartas a la Cancillería panameña para que agilice las conversaciones.

Los indígenas amenazan con manifestaciones multitudinarias si el proyecto no es cancelado.