Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Nacional

Camino de acceso enfrenta a moradores y empresario en Chiriquí

Son 5.7 kilómetros de calle que pasan justamente en medio de la finca y que ahora reclaman como parte de su propiedad

Un grupo de moradores de la comunidad de Punta Bejuco en el distrito de San Lorenzo, provincia de Chiriquí denunció ayer que una empresa ganadera de la región ha tratado de cerrar el camino de acceso a sus residencias que por más de 100 años ha sido su única vía de comunicación.

Son 5.7 kilómetros de calle que pasan justamente en medio de la finca y que ahora reclaman como parte de su propiedad, situación que los moradores alegan que es falso por lo que se ha incrementado las pugnas ante las autoridades provinciales que buscan una respuesta pronto, ya que en varias ocasiones no han podido llegar a sus fincas.

Pablo Pinto, morador del de Punta Bejuco dijo que "este es un camino que ha existido por más de 100 años, nuestros padres instalaron las fincas e hicieron los planos que datan de 1963 y allí aparece el camino real que actualmente seguimos utilizando y que ahora nos quieren cerrar."

"Tratamos de que las autoridades nos den una solución que complete nuestro derecho a pasar a nuestras pequeñas fincas, muchas de las cuales sirven para acceder a las playas en el golfo de Chiriquí, esto afecta el turismo también", señaló Pinto.

Son 50 fincas y más de 100 personas y familias que se verán afectados si se le obstruye el paso para llegar a sus humildes hogares o proyectos turísticos de otros empresarios de la región.

Pinto denunció que "se han destruido manglares con la complicidad de las anteriores autoridades y con la amenaza del empresario dueño de las tierras que limitan con el camino real."

Esteban Guerra dijo que "este empresario panameño y oriundo también de este distrito ha querido amañar con planos falsos el desvío de nuestro camino. Este plano que él presenta dice que es de 1990 y no tiene la firma de sus vecinos, en este caso nosotros porque el verdadero plano es 1963."

Guerra pidió que "se les deje el camino libre porque se piensa construir una calle nueva porque se piensa hacer inversiones turísticas en la región mayores de las ya existentes."

Los moradores señalaron que ya el Ministerio de Ambiente, la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá, la Autoridad Nacional de Tierras y el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial de donde se esperan informes que determinen la legalidad de los caminos que defienden los moradores.

Por su parte la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá  (ARAP) dijo en comunicado que "en la inspección hecha a Ganadera Rodríguez, S.A. el representante presentó una serie de documentos y planos donde se hace referencia al camino que en su plano tiene otro recorrido."

"Si bien es cierto los documentos son legales, no es menos cierto que el camino real, como le denominan los pobladores es de hecho una servidumbre que aparece en los planos generales del área", señala enfáticamente la ARAP.

El comunicado de esta institución señala que "la modificación del recorrido del camino existente causaría un impacto en las áreas marino-costeras que incluso pasan por áreas de humedales, lo que hace costosa la construcción aparte del estudio de impacto ambiental y lo poco probable que resultase aprobado", concluye.

El alcalde Rubén Orribarra espera la entrega del comunicado de todas las instituciones para poder tomar un punto de vista e incluso una decisión si es necesario.

El empresario Felipe Rodríguez señaló que "tiene los documentos legales y espera que las autoridades correspondiente les favorezca en la decisión para poder impulsar sus proyectos en la región."

Esta situación ha provocado que los moradores tomen la decisión de en los próximos días salir a protestar si las autoridades no fallan a tiempo a su favor, porque quedarían incomunicados y sus tierras e inversiones serían una pérdida.