Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

Rechazan impuesto a la gasolina para reparar calles

El presidente de la Asamblea, Rubén De León, es uno de los que no estaría de acuerdo con el nuevo impuesto a la gasolina

Rechazan impuesto a la gasolina para reparar calles
El presidente de la Asamblea, Rubén De León, se mostró en desacuerdo con la iniciativa.

Un nuevo impuesto a la gasolina, sugerido por el ministro de Obras Públicas, Ramón Arosemena, ha empezado a recibir rechazo. Los primeros comentarios surgieron en la Asamblea Nacional, órgano del Estado que debe aprobar cualquier nuevo impuesto propuesto desde el Ejecutivo.

El presidente de la Asamblea, Rubén De León, es uno de los que no estaría de acuerdo con el nuevo impuesto a la gasolina.

‘So pretexto de un nuevo impuesto se incrementarían los precios de los productos que se producen en el país', aseveró el presidente de la Asamblea, quien al mismo tiempo sostuvo que el precio del barril de petróleo internacionalmente ronda los $30 y en Panamá no se ha notado la reducción en la baja de los productos.

En tanto, Leandro Ávila dijo que ‘si bien es cierto la gasolina en estos momentos está barata, nada nos asegura que se va a quedar así y si vuelve a tener esos precios exorbitantes que tuvo los años anteriores, los panameños tendrán que enfrentarse al alto costo del combustible, más el impuesto', destacó.

Recalcó que no aprobará ninguna ley que contemple más impuestos para el pueblo panameño.

Este no sería el primer intento del gobierno que preside Juan Carlos Varela de gravar con un impuesto al combustible. Antes de que empezaran a bajar los precios del crudo, la viceminista de Finanzas del Ministerio de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, mencionó esta posibilidad, que no se concretó.

Para que se apruebe la aplicación de un impuesto, se requiere una ley.

==========

INTENTOS DE AUMENTOS

El precio del petróleo a nivel internacional ronda los 30 dólares

  • El gobierno de Juan Carlos Varela intentó gravar cinco centavos a cada litro de gasolina que se vendiera, para aumentarle la jubilación a 200 mil personas. El rechazo generalizado obligó al presidente a reconsiderar la medida y al final no se llegó a concretar ni presentar la iniciativa.