La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Nacional

Residentes de Diablo presentan amparo contra orden de ACP

El amparo presentado por el abogado Donaldo Souza se basa en la posible violación de varios artículos de la Constitución de la República

El puerto ‘enjaularía' a los residentes, sostuvieron los manifestantes

La Asociación de Vecinos de Diablo Heights continúa su lucha contra el proyecto del puerto de Corozal, impulsdo por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Los residentes del área, a través del abogado Donaldo Sousa, presentaron un amparo de garantías constitucionales ante la Corte Suprema de Justicia en contra de la resolución No. ACP-JD-RM-14711 del 30 de octubre de 2014, por la cual la junta directiva de la ACP autoriza el proceso de licitación para la concesión del proyecto.

El amparo de garantías se sustenta en que el proyecto violaría nueve artículos de la Constitución de la República, entre ellos los que protegen la vida, honra y bienes de los ciudadanos, y otros relacionados con la creación de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

El recurso fue presentado en medio de una protesta de los residentes de Diablo, en las escalinatas de la Corte Suprema.

Entre los artículos de la Constitución que considera la Asociación de Vecinos en peligro son el 41 y 43, que se refieren al derecho de los ciudadanos a solicitar información de las autoridades.

En el recurso legal, los residentes sustentan que desde hace dos años han solicitado a la ACP información sobre el puerto de Corozal, sin embargo, la entidad ‘no ha respondido o ha respondido de manera falsa'.

Otro de los artículos que los residentes del área consideran amenazados es el 47, que ‘garantiza la propiedad privada adquirida con arreglo a la Ley por personas jurídicas o naturales'.

El abogado Sousa consideró que este derecho no está limitado a la tenencia de la propiedad, sino también al goce de la propiedad sin ser perturbado.

El jurista estimó que la construcción del puerto Corozal perjudica inmensamente a los residentes de Diablo porque los deja ‘enjaulados', entre el puerto de Balboa, por un lado, y el ferrocarril por el otro.

Rocío de Carneiro, presidenta de la Asociación de Vecinos de Diablo, dijo que tienen 18 años de estar sufriendo las consecuencias de tener como vecinos a un ferrocarril y un puerto y, ahora, se pretende construir otro puerto.

ZONAS DE MANGLAR

Aun más, el proyecto, sostiene, devastaría la zona de manglar y bosques, por lo que, considera De Carneiro, la ACP debe desarrollar el puerto en el área de Farfán.

A juicio de la residente, la ACP insistirá en que la Asamblea Nacional discuta el proyecto de ley que busca crear incentivos fiscales a la empresa que se gane la concesión para desarrollar el proyecto.

La Asociación de Vecinos de Diablo también se queja de que la junta directiva de la ACP esté conformada solo por empresarios. A juicio de Carneiro, esto genera conflictos de intereses porque, como empresrios, algunos de los directivos pueden tener interés en que se desarrolle el puerto en Corozal.

Ante las consultas de La Estrella de Panamá , la Oficina de Comunicación de la ACP se limitó a decir que los residentes tienen ‘todo el derecho' de interponer las acciones legales que consideren convenientes y que no harían ningún otro comentario.

Según la ACP, hasta el momento hay 13 empresas precalificadas para participar en la licitación para la concesión, que aún no tiene fecha. Sin embargo, el mes pasado, el administrador de la ACP, Jorge Quijano, señaló que en cuatro meses se podría realizar el acto público.

==========

PROPUESTA Y DISGUSTOS

Diablo es un área residencial en medio de ferrocarril y puerto

  • Trece empresas han precalificado para participar en la licitación del puerto de Corozal
  • Los residentes piden que la ACP desarrolle el proyecto en el área de Farfán y no en Corozal.