La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

Alanje se prepara para recibir 80 mil feligreses

Las autoridades eclesiásticas y civiles afinan detalles para asegurar la salud y bienestar de los feligreses

Iglesia de Alanje, provincia de Chiriquí

La comunidad de Alanje, provincia de Chiriquí, se prepara para recibir a unos 80 mil feligreses durante los días Jueves y Viernes Santo.

Como es tradición, se espera que los creyentes de las poblaciones de David, Boquerón, Potrerillos, Boquete y Río Sereno lleguen caminando para pagar ‘sus mandas', es decir, la intercesión del Señor Jesucristo en la resolución de sus problemas personales.

El sacerdote Heriberto Ríos, párroco de la iglesia de Alanje, aconsejó a los feligreses llevar suficiente agua para no desfallecer en el camino.

Las autoridades civiles y eclesiásticas están trabajando desde hace días para mantener la seguridad de los visitantes, tanto en temas de criminalidad como de salud, ya que Alanje es uno de los sitios más afectados por el virus del Zika en la provincia chiricana.

Unos 500 unidades de la Policía Nacional de la zona serán destinadas a brindar seguridad a los caminantes que llegan a Alanje desde distintos puntos de la provincia.

TRADICIONES

Las fiestas en honor al Cristo de Alanje datan de hace 400 años, cuando fueron introducidas por los sacerdotes de la orden de los Paulinos.

Uno de los eventos más populares de estas fiestas santas es la procesión de Domingo de Resurrección, cuando se utiliza un sepulcro que data de 400 años, llevado a caballo y adornado con flores.

Durante los cuatro días de fiesta se realizan actividades como la bendición de las palmas, el agua y las ofrendas que las personas llevan al Cristo en busca de milagros.

GASTRONOMÍA EN SEMANA SANTA

Durante las fiestas se consumen platillos como pescado, bacalao, dulces de corozo chicha de corozo y panecitos.

Los alanjeños preparan dulces, cocadas, mermeladas, suspiros, el tradicional panecito y pepita asada, una tradición que cada vez menos personas siguen.

TESTIMONIO

Miriam Yaneth Regalado, religiosa oriunda de Nicaragua, que lleva varios años viviendo en Alanje, fue secretaria de la parroquia y ha seguido estas tradiciones por mucho tiempo.

Según la religiosa, ‘lo importante de estas fiestas de pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo es mantener la espiritualidad'.

Regalado dice haber escuchado a lo largo de los años todo tipo de comentarios sobre el santo, sobre la compra de milagros y leyendas que se tejen alrededor de la figura del Cristo.

"Recuerdo que cuando fui secretaria de la parroquia varias veces me correspondió limpiar al Cristo. En esos momentos me di cuenta de que no era inventos. Algo en realidad sucedía y año tras año he ido dando testimonio de ello", recalcó la religiosa.