Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Nacional

Reducción de mora quirúrgica crea dudas en la Comisión Médica

El plan, lanzado por el presidente Juan Carlos Varela y secundado por el Minsa y la CSS, intenta ser efectivo, pero carece de condiciones

Reducción de mora quirúrgica crea dudas en la Comisión Médica
Algunos opinan que el estado de las instalaciones solo permite atender "el día a día".

El proyecto Mora Quirúrgica Cero que lanzó el presidente Juan Carlos Varela y secundó el nuevo director de la Caja de Seguro Social (CSS), Alfredo Martiz, conjuntamente con el ministro de Salud (Minsa), Miguel Mayo, no ha arrancado aún, pero ya tiene escépticos, sobre todo dentro de las filas médicas.

Esta mañana, los programas televisivos que abordaron el tema reflejaron opiniones encontradas que crearon entre los pacientes asegurados que penden de una operación, desde hace meses, una incertidumbre sobre si el ambicioso plan que arrancará el 1 de junio, para eliminar las 15 mil cirugías pendientes, logrará su meta y propósitos.

Entusiasmo y voluntad

El nuevo director de Salud y Seguridad Ocupacional de la CSS, Daniel Ábrego, planteó la iniciativa con entusiasmo e idealismo, basado en que desde el nivel del Ejecutivo hay intención de hacerle justicia a los asegurados que esperan ser intervenidos, esfuerzo que aseguró, tiene el apoyo voluntarioso del cuerpo médico de la Caja, la seguridad de que la Contraloría General agilizará los procedimientos de compra de insumos y fármacos con tal de resolver la mora.
Ábrego dijo que en materia de operaciones, se evaluará la condición de cada paciente para establecer prioridades: su edad y condición de salud, ya que un anciano requerirá una atención prioritaria que un joven, aunque ambos necesiten una cirugía igual.
Abrego aseguró que se tiene la promesa de cooperación del cuerpo médico, incluso para laborar jornadas extras, pues se tiene el recurso humano suficiente para acometer el proyecto.
Sostuvo que es vital el sentido de compromiso de los médicos más antiguos de la CSS, y que es ese espíritu el que se quiere permear a los galenos más jóvenes.
Pacientes con prioridad
Otro funcionario que se mostró motivado fue Julio García Valarini, nuevo subdirector general de la CSS. Este reforzó lo dicho por el doctor Ábrego y adelantó que en el Hospital Nicolás A. Solano, de La Chorrera, será la primera intervención del proyecto para el área de provincia, en lo que los pacientes del interior tendrán gran prioridad.
Admitió que las instalaciones hospitalarias no están del todo adecuadas, pero tienen estas semanas para ponerse en línea, en lo que respecta a acondicionadores de aire, quirófanos, ascensores, provisión de equipos e insumos y otros.
Más allá del día a día
Edgar Saavedra, cirujano, aclaró que las operaciones sencillas y ambulatorias  se realizarán en las instalaciones más pequeñas, mientras que las más complejas serán en el Complejo Hospitalario, Susana Jones, Hospital Santo Tomás. También se indicó que ya se han conversado sobre la jornada del día y día, y cómo se distribuirán en la mañana y en la tarde.
Sobre la mora y cómo se ha acrecentado, García Valarini dejó claro que el 80% de los problemas de salud se pueden resolver desde un nivel primario, si se atienden oportunamente, en los centros de salud. En ese sentido, aclamó el censo de salud que se viene realizando en todo el país, el cual ha abarcado a 400 mil habitantes, y que permite conocer oportunamente la condición de salud del paciente antes que desemboque en un tratamiento más serio o la necesidad de una cirugía.
La mora es universal
Frente a la novedad que ha despertado el tema de la mora quirúrgica, señaló que este no es un tema único de Panamá, es universal. En España, por ejemplo, dijo que la meta de la mora no pase de seis meses; en Panamá, esta administración trabajará para que sea de tres meses, con excepción de los cuadros más graves que requieren atención de urgencia. 
Mucha prisa, muchas dudas
No obstante, el vocero de la Comisión Médica de Alto Nivel, Domingo Moreno, se mostró escéptico de que este proyecto logre sus objetivos, pues así como ha sido trazado despierta muchas dudas, por ser muy apresurado. Plantea que debe ser mejor planificado.
Si bien la Comisión Médica tiene este problema de la mora quirúrgica como uno de sus "impostergables", lo cierto, dijo Moreno, es que habría que transformar las instalaciones, para enfrentar el reto de las 15 mil cirugías.
Para Moreno, hay como un fondo de complacencia frente a las implicaciones del proyecto, por lo que afirma que se debe ser muy sensato con las decisiones que se van a tomar. Si hay déficit de camas en los hospitales disponibles, qué se hará ahora que se deba atender esa oleada de cirugías ? se pregunta, si con lo que se tiene a mano solo se puede atender el día a día. En su opinión vamos a "estresar" el sistema.
A ello agrega que el proyecto es muy conceptual que para llevarlo a fase de operatividad habría que evaluar los resultados. 
Mejorar las instalaciones
Necesitamos resolver las condiciones de las instalaciones. No puede ser un proyecto de un par de meses y luego el resto del tiempo preguntarse qué vamos a hacer con lo que queda de la mora.
Frente a ese tipo de urgencias, recordó que la Comisión Médica de Alto Nivel ha estado trabajando para brindar un plan de recomendaciones que solucionen de forma científica las necesidades del sistema, para no estar en estas emergencias. Según Moreno, mucha de la solución está en el trabajo coordinado que deben asumir la CSS y el Minsa. 
Dos años y medio perdidos
Moreno recordó que los dos años y medio de los anteriores directores hubo una gran inacción en la CSS, lo que le hizo mucho daño a la institución en materia de provisión de servicios.
Como ejemplo, citó el hecho de que en 2014 la mora alcanzaba 14 mil 200 cirugías y, pese a lo que se hizo, a este 2017 la mora ha subido a 15 mil intervenciones pendientes.