Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Nacional

La imposible tarea de conducir en una ciudad sin señales

Sin instrucciones claras, cualquier intento de movimiento colectivo resulta difícil y peligroso

La falta de señalización es uno de los grandes problemas que enfrenta la ciudad de Panamá. Sin códigos claros, se genera confusión entre conductores y peatones en muchas de las arterias principales de la capital.

Uno de los ejemplos más claros de esta carencia ocurre en la calle ‘Alejandro Duque G.', la dirección de este periódico, diagonal a la vía Frangipani y la avenida Nacional.

Conocida como la ‘calle inglesa', porque tiene la dirección de los carriles invertidos, no cuenta con la indicación suficiente para alertar al conductor. Aunque un pequeño letrero lo advierte solo en uno de sus cruces, los paños de la calle no tienen referencia de la dirección y a diario se producen confusiones, lo que podría resolverse con un galón de pintura.

Otras vías en las que es evidente la falta de señales son la Transístmica, la ‘Fernández de Córdoba' y 12 de Octubre, sobre todo en su recorrido por Vista Hermosa.

PRIORIDADES

Para la arquitecta Carmen Mudarra, de la Dirección de Tránsito y Seguridad Vial de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) , las vías que necesitan mayor atención son la Transístmica, la ‘Ricardo J. Alfaro' o Tumba Muerto, la avenida Balboa y la Cinta Costera.

Con estas recomendaciones, la ATTT ha iniciado un programa para señalizar las calles y avenidas de la ciudad de Panamá.

Durante 2016, contrató y ha ejecutado trabajos de señalización de 136.3 kilómetros lineales de vía y 3,840 metros cuadrados de pasos peatonales, a un costo de $755,843.79.

Se utilizó pintura termoplástica, que tiene una duración de diez años, y se incluyó la instalación de captaluces reflectivos (ojos de gato), boyas y canalizadores que tienen un alto grado de reflectividad para tener una mejor visibilidad del camino, especialmente durante la noche.

Se complementó el trabajo con señales verticales reglamentarias de carácter preventivo, para ayudar a los conductores y peatones, expresó la arquitecta Mudarra.

Las carreteras señalizadas por la ATTT son la ‘José A. Arango', vía España, ‘Justo Arosemena', avenida Perú y la ‘Federico Boyd'.

Para continuar con este proceso de señalización vial, la institución convocó una licitación de 486 kilómetros de señalización de líneas viales (309.5 km de líneas continuas y 176.5 km de líneas discontinuas) para la ciudad de Panamá.

Este contrato también incluye la instalación de 57,238 ‘ojos de gato' y la pintura de mil metros lineales de pasos peatonales o ‘líneas cebra'.

Esta licitación tiene un precio de referencia de $1,561,225 y establece que la compañía que se adjudique el contrato deberá limpiar el premarcado de la superficie de las vías y eliminar la demarcación existente —si es el caso—, donde sea necesario.

La entidad recalcó que hay situaciones en que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) licita la rehabilitación de algunas calles y el contrato establece el mantenimiento y señalización, por lo que la ATTT no puede intervenir.

Por otra parte, las cuadrillas del Departamento de Señalización Vial de la ATTT realizan trabajos constantemente demarcando las líneas de pasos peatonales que indican a los transeúntes por dónde cruzar la vía de forma segura y pintan la localización exacta de las líneas de alto del vehículo.

La ATTT también pinta las líneas continuas y segmentadas que separan los carriles de circulación para los vehículos, flechas direccionales que indican el sentido de la circulación permitida al llegar a una intersección y las líneas de borde de pavimento, a fin de facilitar la circulación de los vehículos.

EDUCACIÓN VIAL

Según David Ramírez, director Nacional de Educación Vial y Defensa del Usuario de la ATTT, también se debe tener en cuenta la educación vial de los conductores y peatones.

Ramírez agregó que la ATTT tiene previsto brindar capacitación a 60,000 niños en educación vial, al igual que a profesores y supervisores de los colegios.

Con este plan, la ATTT comenzará a conformar las ‘brigadas de educación vial' a nivel nacional.

El funcionario destacó que para la administración es fundamental invertir en la juventud para así concienciar a los futuros hombres y mujeres de Panamá.

LAS ESTADÍSTICAS

En Panamá, fallecen anualmente unas 434 personas y otras 10,765 resultan con algún tipo de lesión producto de accidentes de tráfico, según estadísticas de la ATTT.

El 50% de los fallecidos corresponden a peatones, ciclistas y motociclistas.

En las provincias de Panamá y Panamá Oeste, el parque vehicular alcanza los 925,143 vehículos, lo que representa el 75.7% del total nacional (1,221,999 ), según registros de la ATTT.