La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

Despilfarro de agua en carnaval inspira arte contemporáneo

El 71% de la superficie terrestre está cubierta por agua. Solo el 3% de ella es agua dulce. De este volumen, únicamente el 1% está en estado líquido.

La artista Giana González junto a los realizadores Delfina Vidal y Alvin González.

El 71% de la superficie terrestre está cubierta por agua. Solo el 3% de ella es agua dulce. De este volumen, únicamente el 1% está en estado líquido.

La cifra, que insinúa la escasez del recurso en algunos países, está incluida en un catálogo del proyecto artístico ‘El Agua', creado por el espacio de arte y diseño Casasola, en el Casco Antiguo. La primera fase de esta iniciativa consiste en la exhibición de la obra ‘Agua de carnaval', de la panameña Giana González, con la que explora el consumo del vital líquido en una fiesta tradicional muy arraigada a la idiosincrasia panameña.

Al entrar a Casasola, se observa cómo las paredes han sido modificadas para que los visitantes anoten sus pensamientos sobre el consumo del agua. Es una invitación que González ofrece desde noviembre de 2017 para generar diálogos y nutrir la construcción de su pieza final: una botella de agua del carnaval de Panamá.

‘La obra de ella está abierta en el proceso de creación', detalla el curador de Casasola, Miguel Lombardo. La mayor parte del trabajo de González, como señala él en el texto curatorial, está basada en moodboards y mapping .

‘En el moodboard , el proceso es más emocional y visual y las referencias se agregan y se evalúan', explica la artista, añadiendo que este sistema facilita el poder conectar ideas y encontrar posibles soluciones.

Mientras que, en referencia al mapping , señala que ‘tradicionalmente conocemos el concepto de mapas en el área de geografía que sirven para la navegación, pero también pueden ser mapas conceptuales y expresados con textos, iconos y otros elementos visuales'. ‘Por ejemplo el libro ‘La anatomía de Gray' nos ayuda a entender la fisionomía humana y el mapa de las chakras nos ayuda a entender las áreas de energía en el cuerpo humano', argumenta González.

‘Cuando la audiencia llega a Casasola se encuentra con el moodboard y mapping que plantea la artista. Esa estructura invita al público a reflexionar sobre los elementos que componen el carnaval de Panamá', agrega Lombardo, en referencia a la ‘primera fase' del proyecto artístico. Lo que empezó ‘como una pared casi en blanco' es ahora ‘un proceso de investigación y creación capaz de diseccionar y evidenciar el ADN del Carnaval'.

EL CONSUMO EN CARNAVAL

La segunda fase arranca hoy en Las Tablas. González, quien reside en Nueva York, Estados Unidos, se encuentra ahora en el interior del país junto a Delfina Vidal para documentar la fiesta de carnaval en un videoarte.

Vidal, quien visitó la exposición de González en diciembre de 2017, está a la expectativa de codirigir esta pieza y de ver cómo toma forma este videoarte ‘a través de la investigación que hace la artista con el público que llega a Casasola'. ‘Es construir a través de la memoria colectiva. Esto es algo que va cónsono a mi forma de trabajo como documentalista, y de ahí el deseo de experimentar con esta nueva herramienta, el videoarte', sostiene la directora de La Matamoros s (2017) y Caja 25 (2015), quien contará con Alvis González como director de fotografía.

Además de la pieza en video, el moodboard , el mapping y el producto final, que será una botella de agua con todos los desechos relacionados a la celebración de las carnestolendas, Lombardo comenta que ‘Agua de carnaval' tendrá una extensión en formato digital: se producirán audios de conversaciones con González sobre el consumo del agua.

Casasola es un espacio de diseño y arte que trabaja sus exhibiciones con relación a temáticas que duran dos años. Sobre el tema del agua, se abordan tres perspectivas: consumo, abundancia y escasez. Giana González se encarga de la primera.

De 2015 a 2017 se manejó en Casasola el tema de la relación entre Estados Unidos y Cuba, con Panamá como un eje intermediario. Esto empezó con la Cumbre de las Américas, en 2015, y se dividó en dos grandes exposiciones: ‘Maestro de la Leica', sobre el fotógrafo Venacio Díaz Maique y el periodo dorado de Cuba; y la segunda, ‘Cuba tras la caravana de la libertad', que abarcó de 1959 hasta 1962, con fotografías de la revolución misma.