Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

Dueño de edificio de Etesa se queja por irregularidades

Según el propietario del edificio, han detectado la presencia de funcionarios de la Contraloría tomando fotos

Dueño de edificio de Etesa se queja por irregularidades
Gilberto Ferrari, gerente de Etesa.

A poco más de un mes de que concluya la actual administración de gobierno, el propietario del edificio en que tiene su sede la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) reveló ayer que el pasado 15 de mayo detectaron en las instalaciones a una persona que, sin autorización, se dedicó a tomar fotografías de la edificación.

Al detectar a la persona, se le preguntó el motivo de su visita y a qué se dedicaba. Según se relata en una publicación hecha en un campo pagado de este periódico, la persona ‘contestó con evasivas'; se añade, además, que posteriormente esta persona subió a la oficina de la Gerencia General de Etesa.

Se informó que no se descarta que este hecho pueda ser considerado como un ‘ilícito' y que los podría llevar a tomar acciones legales, lo cual —advierten— podría tener repercusiones serias para el Estado, pues podría haber ‘invasión de domicilio privado'. Ante la situación, hicieron de manera pública un llamado al contralor, a quien se dirige la nota a la cual se hace referencia, a fin de que se hagan las investigaciones del caso y se tomen los correctivos correspondientes.

Juan Sabat, quien aparece como representante de la empresa Proyecto Rosa, S.A. también expresó su molestia por el hecho de que el actual gerente de Etesa, Gilberto Ferrari, se ha propuesto a toda costa lograr la mudanza de la empresa estatal y para eso ha buscado los más variados y aviesos ataques a la imagen y el prestigio del local que actualmente ocupan.

Sabat dice que para lograr su objetivo, Ferrari ha recurrido a ataques a la imagen, de las actuales instalaciones y sus estructuras, lo que ha hecho a través de medios de comunicación social de cobertura nacional, lo que les afecta.

Según Sabat, el actual edificio se encuentra en perfecto estado y condiciones para garantizar el funcionamiento de Etesa.

En su comunicación pública, insistió en que las instalaciones que ocupa Etesa no tienen ninguna condición que afecte la salud del personal o el funcionamiento de la empresa estatal, como se ha dicho.

El propietario del edificio llega a la conclusión de que los argumentos que esgrime el señor Ferrari al descalificar el edificio son falsos y que no son más que un subterfugio para justificar las intenciones de mudanza a un edificio que, dice, se encuentra en obra gris y requeriría de más inversión de parte del Estado panameño.

Sabat hace el llamado para que se eviten acciones que puedan afectar los recursos del Estado.