Panamá,25º

11 de Dec de 2019

Nacional

Las lecciones aprendidas de la explosión del PH Costa Mare

Las estadísticas del Cuerpo de Bomberos indican que las pruebas de hermeticidad se han duplicado después del trágico accidente en el apartamento, que fue provocado por una fuga de gas

Una fuga de gas produjo el accidente en el PH Costa Mare.

La tragedia ocurrida en el PH Costa Mare, en Costa Sur, corregimiento de Don Bosco, en mayo pasado, dejó lecciones para toda la vida. El promedio de pruebas solicitadas para determinar o no la existencia de una fuga de gas aumentó de tres a seis diarias.

La noche del 31 de mayo de 2019 una explosión en la Torre 7 del conjunto habitacional dejó con graves quemaduras a una madre venezolana y a sus dos hijos, de 10 meses y 5 años de edad. Otras catorce personas resultaron con heridas leves.

El bebé, que presentaba quemaduras en un 86% de su cuerpo, no logró sobrevivir al accidente. La madre (Karina Lima) y su hijo de 5 años, que recibieron quemaduras en un 90% y un 70% de su anatomía, fueron ingresados a hospitales estadounidenses para una mejor atención de salud. Dos meses después, ambos —madre e hijo— lograron reencontrarse para continuar con otras etapas de la recuperación de sus cuerpos y de sus vidas.

La desgracia se produjo como consecuencia de una fuga de gas en el apartamento. Las primeras imágenes del accidente daban cuenta de un edificio destruido por la violenta explosión.

Muchos extranjeros y panameños que residían en edificios quedaron alarmados y temerosos de que la historia se pudiera repetir, ‘que esta vez las víctimas pudieran ser uno de ellos', comentó Luis José Moreno, un venezolano que reside en un departamento desde hace tres años.

Desde que ocurrió el terrible suceso, se han efectuado 791 pruebas de hermeticidad, según datos suministrados por el Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá. ‘Ha habido un aumento de las pruebas de hermeticidad', confirmó el capitán Alexander Casasola.

Antes del incidente, otras 715 pruebas habían sido solicitados. Las cifras indican que el número de inspecciones prácticamente se ha duplicado después del incidente en el PH Costa Mare. Hasta el 31 de agosto de 2019 se han solicitado 1,506 pruebas de hermeticidad; unas 325 más que en todo el año pasado (2018).

Los escapes de gas pueden generar daños materiales debido a las explosiones o incendios que pueden llegar a producir, pero uno de los mayores riesgos son los daños personales, que en ocasiones puede tener consecuencias mortales, como lamentablemente ocurrió en el caso del PH Costa Mare, en donde se perdió una vida.

Las pruebas de hermeticidad en las infraestructuras permiten detectar las fugas en un sistema de tuberías de gas. Estas pruebas deben repetirse cada tres años o cuando, por razones de seguridad, se requieran. Por ejemplo, si se experimenta olores a gas o fuga, de debe contactar a un técnico para que revise las instalaciones, explicó Casasola.

Los bomberos también han aplicado prácticas más estrictas en la instalación de líneas de gas. Las inspecciones deben ser solicitadas por los administradores o dueños de los apartamentos o edificios, centros comerciales, fondas, restaurantes, industrias a un técnico idóneo —fontanero o plomero— para comprobar que todas las llaves y tuberías estén en óptimas condiciones, explicó Casasola, miembro del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá.

Algo importante es que mientras se esté haciendo la prueba de hermeticidad, el servicio de gas debe desconectarse para evitar riesgos de deflagración que pueden afectar al técnico o al propietario, explicó Víctor Moreno, de la sección de gases comprimidos y afines del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Panamá, en una entrevista a un medio de la localidad,

Después de que el técnico ha levantado su informe, los bomberos deben realizar una inspección visual al sistema de gas para verificar que está cumpliendo con las normas vigentes y, además, debe verificarse que el técnico que realizó la prueba cuenta con la licencia de la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura y de los bomberos.

Y, si detecta posibles fugas, debe ser reportada a la Dirección Nacional de Seguridad, Prevención e Investigación de Incendios (Dinasepi). Si no existen indicios de fugas en el sistema, los bomberos deben emitir una certificación de que se realizó la prueba de hermeticidad.

La tarifa por la prueba es de $50, según Gaceta Oficial N°27213-A. Según información suministrada por el Departamento de Tesorería, Dirección de Finanzas del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá, desde enero hasta el 31 agosto de este año se ha cobrado $1,043,400 por las pruebas, explicó Moreno.

Gas en los hogares

Los bomberos también recomiendan tener precaución con el uso del gas en los hogares. El reglamento establece que debe existir una distancia prudente y una ‘pared corta fuego' entre la estufa y el cilindro.

‘Ha habido un aumento de las pruebas de hermeticidad',

ALEXANDER CASASOLA

CAPITÁN DEL BENEMÉRITO CUERPO DE BOMBEROS DE PANAMÁ

Esto, para evitar que las mangueras que están pegadas a la estufa puedan calentarse cuando, por ejemplo, se enciende el horno, y provocar una fuga de gas. El lugar donde se ubica el cilindro debe estar ventilado, para que en caso de que ocurra una fuga, se pueda sentir el olor a gas y para que entre el aire y disipe cualquier saturación de gas en el ambiente.

Tampoco se recomienda cubrir el cilindro con telas o ropas ‘para que no se vea feo', porque, de encederse, podría afectarse la válvula del gas y ocasionar un incendio mayor, explicó Juan De Arco, durante una entrevista en un noticiero de la localidad.

El gas es usado para cocinar, para calentar agua, para la secadora de ropa y en otras tareas en el hogar. Pero, también la usan los restaurantes y las industrias ‘Se usa, además, en las lavanderías, en muchas otras cosas, en nuestro diario vivir', indicó Casasola.

Muchos panameños y extranjeros se quejan de que pasan incluso meses sin el servicio de gas mientras se realiza la prueba. Pero es responsabilidad de los comerciantes, industrias, restaurantes, fondas y de los propietarios de viviendas, el mantenimiento del sistema de tuberías y de los equipos que funcionan con gas.

La prueba garantiza la seguridad de los residentes, clientes, trabajadores de industrias, restaurantes y comercios, explicó Casasola.

La base legal que fundamenta la prueba de hermeticidad es la Ley N° 10 de 16 de marzo de 2010, en sus artículos 3 y 4. El artículo 3 establece que el Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá tendrá a su cargo labores de prevención, control, extinción de incendios y demás calamidades conexas. Mientras que el artículo 4 señala que la prevención de incendios es responsabilidad de las entidades públicas y privadas, así como de todos los habitantes del territorio del país, bajo la coordinación del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá.

El Reglamento General el Capítulo XII de las Unidades Especiales en su artículo 191 también faculta a los bomberos para ofrecer este servicio.