Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

De no tomarse medidas las reservas de la CSS se agotarán en 2023

Se requiere que existan más de 5 cotizantes por cada pensionado para sostener los programas de pensiones. Actualmente solo hay 2.3 cotizantes por cada pensionado

Aprueban plan de inversiones de la CSS
La Caja del Seguro Social invertiría hasta 300 millones de dólares en títulos de valores del Estado.Archivo | La Estrella de Panamá

La información provisional que mantiene la Caja de Seguro Social (CSS) indica que el sistema de pensiones está en crisis. Aunque, Enrique Lau Cortés, director de la Caja del Seguro Social (CSS), reconoce que la información no es 100% confiable por el inadecuado manejo de los programas de contabilidad y la falta de depuración de data, admite que es una prioridad contar con estados financieros auditados y confiables para conocer la sostenibilidad del sistema.

En Panamá coexisten dos sistemas de pensiones dentro del régimen obligatorio de la Caja del Seguro Social (CSS), uno es el antiguo sistema de reparto (Subsistema exclusivamente de Beneficio Definido) y el otro es el nuevo sistema con cuentas individuales (Subsistema mixto)

En estos momentos (2020), ambos sistemas de pensiones (mixto $2,425 millones y solidario $3,319 millones) mantienen 5,744 millones de dólares.

Las reservas de los sistemas de pensiones se han empezado a utilizar. En el año 2018, se extrajeron $48 millones. Al año siguiente (2019), fueron $228 millones para solventar el sistema de pensiones solidario. Las proyecciones indican que para el 2023, las reservas del sistema se habrán agotado sino se toman medidas.

El sistema solidario de beneficio definido prácticamente está cerrado a nuevos cotizantes,. Sin mbargo, todos los años aumenta el número de pensionados. Lo que quiere decir que entra menos dinero, pero sale más pagar las pensiones.

La CSS requiere que existan más de 5 cotizantes por cada pensionado para sostener los programas de pensiones. Pero, actualmente, solo hay 2.3 cotizantes por cada pensionado. El subprograma mixto de capitalización individual mantiene una mejor situación por el grueso de beneficiarios que ingresaran a partir de 2027.

El 13.5% de las cuotas obrero patronales son destinadas al IVM. Sin embargo, los sistemas de recaudación de las cuotas son obsoletos, lo que dificulta el cumplimiento de los empleadores con sus obligaciones.

A julio de 2019, 38 mil empleadores, más del 50% están morosos en más de tres meses y hasta de años. La morosidad asciende a $283 millones en el sector privado. Sumado a esto, no existen los suficientes juzgados de cobro coactivo para atender manualmente 38 mil expedientes.

En 2019, la CSS mantenía cuentas por cobrar por $734.9 millones. Pero, recientemente el gobierno central pagó $421.3 millones de cuotas obrero patronal de funcionarios públicos y de municipios.

Hay problemas estructurales que afectan el programa de pensiones, entre ellos, la baja tasa de crecimiento poblacional de 1.8%. Esto representa una baja tasa de renovación generacional, es decir, existe la necesidad de nacimientos que garanticen un aumento de la población que debe ser de 2.2% a 2.5%.

Otro de los factores que presiona al sistema de pensiones es que el país ha alcanzado una mayor esperanza de vida que para 1960 era de 61 años. Pero, para 2016 era de 78 años, lo que demanda mayores recursos para la cobertura de las pensiones por un mayor tiempo. Otro de los temas que está en el tapete es la tasa de desempleo que alcanza el 7% y la de informalidad laboral que ronda el 40%. “Estos son factores demográficos que presionan la sostenibilidad de los servicios y productos de la CSS”, advirtió Lau Cortés.

Lau Cortés dijo que se requiere de consenso nacional para alcanzar las soluciones globales. Lo primero es conocer los resultados de los estados financiaros auditados para posteriormente convocar a una gran diálogo nacional, que permita alcanzar soluciones para salvar el sistema de pensiones.

La CSS cuenta con más de 35 mil trabajadores, una relación de un empelado administrativo por 1.2 profesionales de la salud. La relación adecuado debiera ser 5 profesionales de la salud por uno administrativo, como ocurre en otros países. “Una relación costosa e improductiva de los recursos”, indicó el director.

La instituciones también presenta serios problemas con la prestación de servicios médicos y administrativos. Las 74 instalaciones a nivel nacional están colpsadas. El complejo Metropolitana diseñado para atender 20 mil pacientes mensuales tiene tres veces esa cantidad.