27 de Sep de 2021

Nacional

MINSA explica importante diferencia entre recuperados clínicos y epidemiológicos

Esta semana las autoridades sanitarias panameñas dieron un golpe de timón al método de clasificación de los pacientes que han superado el COVID-19

Esta semana, al cumplirse 37 días del primer caso positivo de COVID-19 en Panamá, por primera vez se visibiliza el 49% de infectados “clínicamente recuperados” o de alta hospitalaria, un gran número de panameños que aportan optimismo a la titánica lucha contra la inédita enfermedad.

MINSA explica importante diferencia entre recuperados clínicos y epidemiológicos

Según la clasificación de los organismos internacionales que siguen la evolución de la pandemia y asesoran en las estrategias para su control, “clínicamente” recuperado es todo paciente positivo que ha superado los síntomas de la enfermedad.

Mientras que el alta epidemiológica es la que reciben los pacientes a los que ya no se considera contagiosos tras verificarse que han dado negativo para el nuevo coronavirus en dos pruebas PCR consecutivas. Ese estatus suele coincidir en tiempo con dos semanas de superado el cuadro clínico.

Así las cosas, el número de recuperados que a diario divulga la directora de Epidemiología del Ministerio de Salud, Lourdes Moreno, cobra relevancia y se acerca a las cifras que registran otros países del área con actuaciones similares a las que viene aplicando el Gobierno Nacional.

Los pacientes recuperados epidemiológicamente están próximos al centenar y los de recuperación clínica apuntan hacia los dos mil.

Sin embargo, la clasificación que ahora se utiliza para contextualizar el comportamiento del COVID-19 en Panamá no es signo de que la lucha se acaba ni de que se ha ganado la guerra.

Xavier Sáez Llorens, uno de los investigadores clínicos e infectólogo que integra la comisión sobre el nuevo coronavirus en Panamá, ha identificado esta etapa del brote en el país como un momento “crucial”. “Si la gente no coopera con las medidas de mitigación implementadas, la situación se saldrá de las manos y podríamos superar fácilmente los seis mil casos antes de alcanzar el pico epidemiológico… el país exige un mes de sacrificio riguroso a todos”, advirtió.

Entre los países latinoamericanos con más baja letalidad por COVID-19, Panamá registra uno de los porcentajes de letalidad más bajo entre un grupo de países latinoamericanos con relación al COVID-19, reveló un informe presentado por el Ministerio de Salud (MINSA).

El documento detalla que, al 16 de abril, Panamá registra 2.6% de letalidad con relación al COVID-19, solo superado en ese renglón por Costa Rica, cuyo porcentaje de letalidad es de 0.9%.

De acuerdo con el informe, Costa Rica reporta un 0.9% de letalidad por COVID-19; Panamá, 2.6%; República Dominicana, 5.2%; Venezuela, 6.2%; El Salvador, 6.3%; Guatemala, 7.2%; Honduras, 7.4% y México, 7.7%.

La doctora Lourdes Moreno, jefa de Epidemiología del MINSA, destacó que, aunque no se trata de una “competencia” entre los países, sí es importante que la población conozca cómo Panamá, a través de su sistema de salud, está enfrentando la nueva enfermedad. Reconoció que el porcentaje de letalidad de Panamá es bajo, pero no alentador, porque las autoridades lamentan cada muerte ocurrida por el COVID-19.