Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Nacional

Los contagios con Covid-19 se acumulan en las prisiones panameñas

La cárcel de Santiago, Veraguas, tiene una población penitenciaria de 518 detenidos, pero fue planificada para 150. El virus ha infectado a 333 presos de ese recinto

El 64% (333) de los detenidos de la cárcel de Santiago, Veraguas, ha dado positivo por coronavirus. La cifra de contagiados se duplicó en las últimas horas después de realizarse pruebas masivas a los detenidos que permanecen en este centro penitenciario. La Estrella de Panamá conoció que los casos son “leves” y no han ameritado hospitalización.

Los contagios con Covid-19 se acumulan en las prisiones panameñas

La cárcel de Santiago, Veraguas, tiene una población penitenciaria de 518 detenidos, pero fue planificada para 150, lo que revela un alto grado de hacinamiento, según estadísticas de abril 2020 de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP).

“El riesgo de contagio del virus es muy elevado por las condiciones de hacinamiento y el limitado espacio físico”, explicó Xavier Sáez-Llorens, médico infectólogo y miembro del comité asesor del Ministerio de Salud para el Covid-19, en una entrevista con 'La Decana'.

Los presos contagiados con el nuevo coronavirus suman 501 en todas las cárceles del país. Hay, además, 26 custodios y 7 funcionarios con el virus.

Por otra parte, el Minsa está haciendo hisopados masivos en la cárcel La Nueva Joya, ubicada en Pacora, por el incremento de casos entre los presos. Los nuevos reportes alertan de la existencia de 45 reos contagiados en La Nueva Joya, en Pacora, que tiene la mayor cantidad de detenidos (4,414).

Mientras en la cárcel de Nueva Esperanza, en Colón (26), donde se reportaron los primeros casos de contagio con el nuevo coronavirus, hay 15 presos recuperados. En la misma penitenciaria hay 5 custodios recuperados de los 7 que dieron positivo.

En el Centro Femenino de Rehabilitación Cecilia Orillac se mantiene el mismo número de casos (97 presas y 6 custodios). Tanto en la cárcel de Nueva Esperanza, en Colón, y en el centro femenino, el brote parece controlado, ha confirmado el Ministerio de Gobierno (Mingob).

La DGSP anunció que refuerza las medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus en la cárcel veragüense. Han dotado de mascarillas antifluidos de tela y desechables, y otros insumos. El Minsa ha colocado un modular en el perímetro de la cárcel, con equipo médico para atender 24 horas a la población penitenciaria que presenta síntomas.

También se ha coordinado la desinfección del centro por parte de la unidad de respuesta inmediata del Servicio Nacional de Fronteras.

El Mingob ha suspendido las visitas en los centros penitenciarios para evitar la propagación del virus. Pero los familiares pueden llevar artículos de aseo y comida seca, el día de la visita. También se efectúa la toma de temperatura a custodios, policías, presos y personal administrativo. Se han otorgado rebaja de penas.