Temas Especiales

22 de May de 2022

Nacional

Utramipa rechazan que minería metálica este en el último bloque de reactivación

Debido al Covid-19 cuatro trabajadores relacionados con Cobre Panamá fallecieron, en ese lapso la empresa tuvo a más de 250 trabajadores en hoteles hospitales

Cobre Panamá es una mina a cielo abierto con inversión de unos 6.100 millones de dólares que comenzó a exportar concentrado de cobre en junio pasado
Cobre Panamá es una mina a cielo abierto con inversión de unos $6,100 millones.Archivo | EFE

La Unión de Trabajadores de Minera Panamá (Utramipa) rechazó mediante un comunicado que las autoridades hayan ubicado la minería metálica en el bloque 6, el último para la reactivación de operaciones, y cuestionan los criterios empleados para tal decisión.

Mediante la Resolución No. 1394 del 25 de Mayo de 2020, la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Salud resolvió mantener la suspensión de labores de la empresa, sin fecha definida para su reapertura.

Debido al Covid-19 cuatro trabajadores relacionados con Cobre Panamá fallecieron. Hasta inicios de mayo, la compañía extractora y exportadora de cobre concentrado mantuvo en cuarentena a unos 250 trabajadores en hoteles hospitales, de la provincia de Coclé.

El secretario general de la Utramipa, Francisco Díaz, en el escrito afirmó que resulta contradictorio que, por una parte, la misma resolución expresa que a través de su Regional de Coclé ha podido comprobar que la empresa "cumple con todas las exigencias solicitadas", pero por la otra, mantiene la suspensión temporal. “La decisión es contradictoria a lo establecido en la misma resolución; peor aún, en el bloque 6 están incluidas actividades comerciales muy diferentes a la mina como discotecas, bares, conciertos y ferias patronales”, lamentó el dirigente sindical.

El sindicato de trabajadores, que representa a la mayoría de los 5,000 empleados de la empresa, emplazó a las autoridades a explicar las razones reales que motivaron la decisión.

Díaz recordó además que Utramipa es garante del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que se han implementado en la empresa, a fin de garantizar el retorno seguro de los trabajadores, mediante rotación de personal que incluye una cuarentena preventiva de dos semanas pagada, cuatro semanas de trabajo, luego dos semanas de descanso pagado, adicional a la aplicación de pruebas de COVID-19 y del triage obligatorio diario (toma de temperatura y evaluación médica), tal cual se ha estado realizando con el personal que actualmente se encuentra en la mina cumpliendo labores de preservación y gestión segura.