Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Nacional

Panamá utilizará las leyes del país para poner a funcionar la Ciudad de la Salud, advierte Lau Cortés

De llegarse a un acuerdo con la empresa FCC se instalarían 84 camas para UCI, 60 camas para cuidados respiratorios especiales y 150 camas para una sala de pacientes moderados o severos

Lau recorrido
Lau Cortés realizó un recorrido en las instalaciones de la Ciudad de la Salud junto a diversas autoridades gubernamentales.Gustavo A. Aparicio O.|La Estrella de Panamá

Panamá utilizará las leyes y las reglas del país para poner a funcionar prontamente la Ciudad de la Salud, que construye la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), afirmó el Director de la Caja de Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés tras señalar que espera lograr acuerdos con la empresa para habilitar en al menos un mes, facilidades hospitalarias para atender a pacientes con covid-19.

Manifestó que de lograrse estos acuerdos, se tiene previsto instalar en la Ciudad de la Salud, 84 camas para cuidados intensivos, 60 camas para una unidad de cuidados respiratorios especiales y 150 camas para una sala de pacientes moderados o severos.

"Con eso estaríamos cooperando con el sistema sanitario panameño para enfrentar todo lo que tiene que ver con esta pandemia", precisó Lau Cortés durante un recorrido realizado la mañana de este domingo por las instalaciones de la Ciudad de la Salud.

Estas camas se instalarían en  la zona de cardiología, cuya construcción es la que está más avanzada. Esta fase tiene un 71% de avance.

Detalló que se va a requerir aproximadamente 3 millones de dólares para las adecuaciones de las infraestructuras, más otro recurso que tiene que ver con las líneas de oxígeno, las líneas de succión, las adecuaciones eléctricas; para que todo lo que se haga quede instalado para ser utilizado de manera permanente.

Afirmó que una vez que la empresa diga que está de acuerdo, estiman que de 30 a 40 días la infraestructura debe estar lista, así como la adecuación de las líneas de oxígeno, las líneas de gas medicinal, las conexiones eléctricas, la succión y lo que se requiera para que funcione.

Al mismo tiempo , explicó Lau Cortés, se está consiguiendo el equipamiento que depende de la gran competencia mundial por los ventiladores, los monitores, los equipos de succión, las bombas de infusión, pero que a través de la mesa de compra conjunta establecida por el Presidente de la República; el  Ministerio de Salud y la CSS están comprando junto con la Dirección de Contrataciones Públicas, el MEF y la Contraloría General de la República quienes están adelantando las adquisición de estos elementos para acortar los tiempos. 

 "Vamos a adecuar estas instalaciones y vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para terminar esta infraestructura y ponerla al servicio de la patria", afirmó.

Este megaproyecto fue licitado durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) y tenía como fecha de entrega julio de 2015. Instalada la administración de Juan Carlos Varela (2014-2019), se detectaron 36 irregularidades en la obra, que la firma española tuvo que corregir.

La empresa española, que no ha terminado de construir la obra, cuyo costo superaría los 700 millones de dólares, reclama a la CSS el pago de $65 millones por "permanencia extendida" durante el período comprendido desde el 15 de junio de 2015 hasta diciembre de 2019, en la construcción del proyecto hospitalario. 

Lau Cortés agregó que este es un país de derecho, que tienes leyes y donde se respetan las leyes de la república y destacó que es un proyecto de interés nacional y se requiere de una gran negociación con el contratista.

"Cuando digo vamos es que seguimos contando con el apoyo del Presidente de la República, con el apoyo de la Asamblea Nacional y seguimos contando con los asegurados, la Junta Directiva y el pueblo; porque no es un proyecto para pretender hacerlo de manera unilateral, tenemos que unirnos todos para poder lograrlo", indicó.

Lau Cortés no ofreció mayores detalles del proceso de negociación con la empresa FCC, según dijo, para no viciar ese proceso.

"Esta inversión es del pueblo panameño, el proyecto fue diseñado para servirle al pueblo y nuestra aspiración es ponerla a funcionar para que le sirva al pueblo, y en ese sentido, estamos haciendo lo que tengamos que hacer, utilizando las reglas de la democracia, las leyes de la república y también el sentido común de los buenos  negociadores", recalcó.