26 de Sep de 2021

Nacional

Inicio de operaciones de la cuarta línea de transmisión, prevista para julio de 2024

Actualmente Etesa se encuentra evaluando el modelo financiero para presentar una licitación a inicios del 2021

Autorizan precalificación para “Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica” 
La cuarta  Línea Chiriquí Grande- Panamá III 500 KV recorrerá las provincias de Bocas del Toro, Comarca Ngäbe Buglé, Veraguas, Colón, Coclé y Panamá. .Archivo | La Estrella de Panamá

"La Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) comenta que la fecha prevista de inicio de operación de la cuarta línea de transmisión es en julio de 2024, un año de atraso respecto al Plan de Expansión del Sistema Interconectado Nacional (Pesin) 2018". Así lo documenta la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) dentro de la Resolución AN. No. 16103-Elec. 

Cronograma

Según información de Asep, Etesa tenían contemplado tener la puesta en marcha de este proyecto para julio 2023, después de cumplir con un periodo de construcción de tres o cuatro años, que debían empezarse a finales de 2019 inicios de 2020. Pero el cronograma tuvo modificaciones después de que en 2019 se cancelara la primera licitación por falta de requisitos técnicos por las dos empresas que competían y cuando, en abril del 2020, Asep no aprobó la construcción de la cuarta línea de transmisión Chiriquí Grande-Panamá III 500KV, como parte de las obras a largo plazo de Etesa. 

Carlos Manuel Mosquera, gerente general de Etesa, informaba en febrero que la entidad se encontraba terminando la evaluación del proyecto y que estimaba hacer la licitación pública entre los meses de julio o agosto de este año.

Llegado esos meses, Etesa no presentó ninguna licitación. Sin embargo, se encuentran evaluando el modelo financiero de la obra que tiene un costo de inversión de $500 millones, para tener estimado una posible licitación a inicios del 2021, reveló una fuente de esa entidad a La Estrella de Panamá

Las discusiones van acordes después que Asep dejará sin efecto su decisión tomada en abril, ya que accedió a resolver el recurso de reconsideración de la resolución que aplazaba la obra, la cual ahora permite a Etesa licitar y construir. 

Esta postura no solo beneficia a la cuarta línea, sino también a proyectos como: el Telfers-Sabanitas 230 KV, la Línea Subterránea Panamá-Panamá III, 230 KV y el aumento de Capacidad de la línea LTI Veladero-Llano Sánchez-El Higo Chorrera-Panamá 230 KV. 

"Si ya están evaluando el modelo financiero, me imagino que Etesa lo va a considerar en su relación ‘costo beneficio’ que hace como empresa porque eso les implica determinar un establecimiento de marcas de utilidades. Sin embargo, espero que no sea así, porque la energía deber ser valorada desde el punto de eficiencia como alcance de los objetivos nacionales"Maribel Gordón 
​Economista

Gordón, además comentó que sobre la cuarta línea de transmisión se debe analizar la cantidad de población a la que brindaría servicios, ya que para "nadie es un secreto que en Panamá hay un derroche energético ante la falta de una matriz energética que responda efectivamente a los intereses nacionales en competencia con los niveles de desarrollo sostenible".

Advertencias

El cambio de decisión de Asep fue presentada en la ya mencionada Resolución AN. No. 16103-Elec, en ella reitera a Etesa que los proyectos de largo plazo (entre los que incluye la cuarta línea) que se presenten ante la autoridad reguladora (Asep) estarán sujetos a revisiones en "futuros planes de expansión". 

Además, advierte que Etesa deberá presentar el proyecto de la Línea Chiriquí Grande- Panamá III 500 KV en el Plan de Expansión del Sistema Interconectado Nacional 2020, el cual debe contemplar los escenarios de demandas acorde a la nueva situación en el sector eléctrico y el impacto que este puede tener debido a la pandemia de la covid-19. 

Características

La Línea Chiriquí Grande- Panamá III 500 KV se localizará en la provincia de Bocas del Toro y Panamá. Recorrerá las provincias de Bocas del Toro, Comarca Ngäbe Buglé, Veraguas, Colón, Coclé y Panamá.

Incluye la construcción, operación y mantenimiento de una línea aérea de transmisión con capacidad de 1,280 MW (en condiciones normales) y de 1,856 MW (en condiciones de emergencia) por circuito en 500 kV (AC). La línea de transmisión tendría una longitud aproximada de 317 kilómetros, para conectar la subestación Chiriquí Grande, en el área de Bocas del Toro, con una nueva Subestación Panamá III, en ciudad de Panamá.

Su objetivo es aumentar la capacidad de transmisión de energía de alta tensión, disminuir las pérdidas del sistema, incrementar la seguridad y ofrecer redundancia al sistema interconectado nacional. 

Investigación

El Movimiento por la Defensa de los Territorios y Ecosistemas de Bocas del Toro han denunciado que la obra atraviesa terrenos reclamados por ello y que además el proceso ha sido ‘inconsulto’. 

Antes estas reacciones, La Oficina Asesora de Cumplimiento (CAO, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial (BM) inició una investigación en el primer trimestre del año a la Corporación Financiera Internacional (IFC, en inglés) con el fin de determinar si el asesoramiento en asuntos ambientales y sociales que IFC ofreció a Etesa cumplía con los requisitos de las normas de desempeño que se aplican al análisis de las partes interesadas: Etesa e indígenas. 

En su defensa, Etesa publicó un comunicado donde dijo: “este es un tema interno y exclusivo de ambas oficinas que deben responder a los estándares y cumplimiento de las Normas del BM, en busca de resultados objetivos". De esta forma Etesa pronunciaba su distanciamiento sobre el tema. 

La CAO tenía previsto para marzo realizar una visita de campo, pero por procedimientos internos la logística le tomó más tiempo de lo esperado.