Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

La percepción de un sistema público armonizado para la gestión pública

En estos momentos en que la capacidad de los Estados latinoamericanos sufre por la crisis sanitaria a causa del SARS-CoV-2, se reflejan muchas variables en los resultados de cada gestión administrativa, esto de una manera pública, gracias a las redes sociales que, en algunos casos buenos o malos, por administraciones gubernamentales (ministerios y otros organismos), al detallar los problemas de manera superficial, se acarrean las disyuntivas de la población con la participación de múltiples opiniones y de diferentes gremios, porque no se encuentra un engranaje de soluciones.

En estos momentos en que la capacidad de los Estados latinoamericanos sufre por la crisis sanitaria a causa del SARS-CoV-2, se reflejan muchas variables en los resultados de cada gestión administrativa, esto de una manera pública, gracias a las redes sociales que, en algunos casos buenos o malos, por administraciones gubernamentales (ministerios y otros organismos), al detallar los problemas de manera superficial, se acarrean las disyuntivas de la población con la participación de múltiples opiniones y de diferentes gremios, porque no se encuentra un engranaje de soluciones.

Esto se manifiesta a flor de piel y surgen preguntas como: ¿cuáles pueden ser los verdaderos intereses políticos de estos Estados? ¿Qué buscan estos colectivos políticos?, y principalmente, ¿qué mejoras garantizan una gestión institucional eficiente?

Como actores de esta estructura política debemos percibir cuáles podrían ser las soluciones para reducir estos inconvenientes; pueden ser soluciones momentáneas, pero a la vez permanentes, y/o tal vez otras sean más módicas económicamente o más bien, súper costosas; pero armonizar toda base de datos institucional nos ayudará a cambiar y a escoger las mejores soluciones ante estas situaciones.

Un sistema de gestión público armonizado (plataformas), que cubran todos los servicios que ofrece cualquier institución, asegura resultados sorprendentes, disminuyendo las cargas laborales de estos trabajadores, minimizando cualquier riesgo psicosocial provocado por el estrés u otros indicadores al ejecutar tareas que muchas veces no van acompañadas con el trabajo en equipo de estos organismos gubernamentales. Equipar y apoyar a los colaboradores con herramientas para externalizar las tareas, garantiza procesos de trabajos fácil y eficiente.

Dentro de cada ministerio, lo importante a corto plazo es aclarar los procesos y manuales de funciones de los trabajadores; en muchos casos se ha observado que al no estar por escrito y mencionado de manera ordenada en algún manual de funciones dentro de una estructura, el aparato público no es eficiente y organizado para una democracia más transparente.

En estos momentos en que la tecnología se ha familiarizado y conectado con las prácticas diarias y laborales de nuestra vida, muchas funciones que anteriormente se realizaban presencialmente, ahora por el empuje de esta enfermedad, nos percatamos de que pueden realizarse de manera eficaz por los diferentes tipos de modalidades del teletrabajo, a distancia o no presencial, sacando la productividad de las áreas que conforman este esqueleto institucional.

Pero estas nuevas formas de tecnologías o inteligencia artificial (IA) han provocado temores en algunos grupos de trabajadores que sospechan de sus próximos reemplazos laborables, creando incertidumbre por las plazas de trabajo existentes, y que a futuro podrían crearse otras para la ejecución de diferentes nuevas tareas. Pero en estos momentos no debemos crear temor; a la larga, traerán múltiples beneficios para cada gestión, tanto pública como privada.

Lo importante en este momento para cada Estado es aumentar el producto interno bruto (PIB), pero la transparencia, la digitalización y la armonización de cada gestión tanto pública como privada, creará en los individuos confianza para el crecimiento de esta sociedad, que actualmente se ha ido perdiendo.

En corto plazo, lo más importante para nuestro país y que podamos renacer como el ave Fénix, es establecer la seguridad y estabilidad en cada habitante, independientemente de su nacionalidad. Adoptar buenas medidas de gestión de anticorrupción para los gobiernos salientes y entrantes, y así salir de esta crisis económica, consecuencia de la crisis sanitaria que enfrentamos muchos Estados en estos momentos.

Como ciudadanos, participemos de proyectos, aportemos en investigaciones y actividades que ayuden a beneficiar nuestras políticas públicas; pero debe ser prioridad del Estado mejorar los sistemas de educación, salud y gestión, para crear una sociedad inteligente, que a pesar de los problemas que presente, se mantenga resiliente. Siempre existirán las diferentes percepciones que para bien o para mal de cada individuo, buscan la unificación de una solución permanente.

Servidor público