Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

Sala Tercera niega pretensiones del Estado y favorece a Waked

La instancia de la Corte Suprema de Justicia rechazó los recursos de reconsideración de abogados del Estado en el caso del Banco Nacional

Las decisiones de sala son finales, definitivas y obligatorias.Archivo | La Estrella de Panamá

La Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazó de plano, por improcedentes, recursos interpuestos por el Ministerio de la Presidencia y la Procuraduría General de la Administración para reconsiderar la decisión del mismo tribunal de declararse competente para conocer una demanda interpuesta por el empresario Abdul Waked, que reclama al Banco Nacional de Panamá (BNP) $1,268 millones en concepto de daños y perjuicios causados por la venta del centro comercial Soho Mall.

Soho Mall, que era propiedad de Waked, fue puesto en un fideicomiso en el BNP, pero esta entidad en la administración de Juan Carlos Varela incumplió y se deshizo del centro comercial y lo vendió a un tercero, por lo que Waked recurrió a la Corte Suprema de Justicia.

El procurador de la Administración, Rigoberto González, y el abogado Nelson Rojas, del Ministerio de la Presidencia, intentaron deshacer mediante recursos de reconsideración la decisión de la sala de declarar que el fideicomiso de Soho Mall era un contrato administrativo y que, por tanto, era de su competencia.

Arturo Hoyos, representante del empresario, se opuso argumentando que eran improcedentes porque la sala se había pronunciado sobre la naturaleza jurídica administrativa del fideicomiso Soho Mall y que no se trataba de un tema nuevo que podía ser debatido nuevamente a través de un recurso de reconsideración.

Las decisiones de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo son finales, definitivas y obligatorias, por esa razón cuando el pleno toma decisiones, estas no pueden volverse a revisar.

El abogado del demandante agregó que había quedado establecido que el contrato de fideicomiso es de carácter administrativo porque tiene fines de interés público. Los magistrados Carlos Alberto Vásquez, Cecilio Cedalise Riquelme y Efrén C. Tello le dieron la razón.

La nueva decisión de la sala, emitida el 16 de noviembre de 2020 y notificada el 14 de enero de 2021, allana el camino para que el proceso pueda continuar y los magistrados puedan evaluar las acciones de la administración del expresidente Juan Carlos Varela, que causaron daños y perjuicios al demandante y colaboradores.

En su demanda, el empresario reclama una indemnización por lucro cesante, daños emergentes y morales, experimentados por las condiciones en que se vio obligado a desprenderse del centro comercial Soho Mall.

Previamente, el 4 de septiembre de 2020, en una decisión unánime, la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo determinó que el caso debía ser conocido por esa misma instancia considerando que el BNP actuó como banco estatal, a pesar de que su rol fue el de agente fiduciario. Y así confirmó que el fideicomiso era un contrato administrativo y no mercantil, como alegaban los abogados del Estado, con el propósito de enviar al archivo el expediente.