Temas Especiales

14 de May de 2021

Nacional

Corte Suprema de Justicia de Panamá lamenta destitución de magistrados en El Salvador

La CSJ de Panamá se solidarizó con los jueces destituidos de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de la República de El Salvador

Fábrega
Para el magistrado Fábrega, los jueces y fiscales no pueden ser destituidos por ejercer sus atribuciones y, mucho menos, violentando sus garantías constitucionales y legales.Archivo/La Estrella de Panamá

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado Luis Ramón Fábrega, como representante del Poder Judicial de la República de Panamá, lamentó profundamente este lunes los acontecimientos ocurridos en la República de El Salvador, que involucran al Poder Judicial, específicamente a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Tras su instalación la noche del sábado, la nueva Asamblea unicameral de la República de El Salvador, dominada por los partidos aliados al presidente de ese país Nayib Bukele, además de destituir a los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, nombró a los nuevos titulares que les sustituyen. También fue destituido el Fiscal General, Raúl Melara.

"Nuestro país y El Salvador tienen un sistema de gobierno similar, es decir; el poder público emana del pueblo y se ejerce a través tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que actúan de forma independiente, pero que deben articular armónicamente entre ellos, tal como establece la Constitución. Uno no es más que el otro y, el Poder Judicial viene a constituirse en esa balanza entre los otros dos", indica Fábrega en un comunicado emitido por la Corte Suprema de Justicia la tarde de este lunes.

Detalla Fábrega en el mismo, que la forma de gobierno del Estado salvadoreño es republicana, democrática y representativa, es decir; que los gobernantes son elegidos por el pueblo para que ejerzan su función en base a los principios y valores democráticos; libertad, respeto, tolerancia, compromiso, solidaridad, igualdad, fraternidad, justicia, soberanía y participación, como mínimos.

"Los jueces y fiscales no pueden ser destituidos por ejercer sus atribuciones y, mucho menos, violentando sus garantías constitucionales y legales, so pretexto de imputarle al Poder Judicial, el obstaculizar las funciones de otro Órgano del Estado, por interpretar y aplicar correctamente la ley", destacó.

En tal sentido, la Corte Suprema de Justicio de Panamá, exhortó a los Poderes representativos del pueblo salvadoreño a que busquen en esos valores democráticos, la forma de dirimir sus conflictos sociales y políticos, los cuales asegura, no son ajenos a nuestras naciones, "pero que como ciudadanos que hemos elegido el camino democrático para convivir en un mismo territorio, guardamos sin excepción, el respeto a las garantías fundamentales, a los valores democráticos, a la búsqueda del bien común y al derecho a elegir y ser elegido".

Fábrega y la Corte Suprema de Justicia de Panamá mostraron su solidaridad con los jueces de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de la República de El Salvador "que, de forma contraria a la Constitución y a las leyes de esa nación hermana, han sido separados de sus cargos".