18 de Sep de 2021

Nacional

Se reestablece el servicio de la Línea 1 del Metro de Panamá

La red fue suspendida por falta de energía eléctrica, que fue ocasionada por una tentativa de hurto de cables en la Subestación Monte Oscuro

Los contratos para el Metro
A partir de este lunes es obligatorio del uso de la pantalla facial en el servicio de transporte públicoArchivo/La Estrella de Panamá

El Metro de Panamá ya reestableció su servicio de la línea 1, luego que se viera detenida por falta de energía eléctrica en la mañana de este lunes. 

“Retomamos servicio comercial en la línea 1”, twitteo El Metro de Panamá.

A tempranos horas, el Metro de Panamá desalojo a los usuarios de las estaciones de la línea 1 y coordinaron con la red de Metro Bus para realizar las movilizaciones, en medio del inicio del uso obligatorio de pantalla faciales en el trasporte público, como dicta la Resolución 1438 del 14 de mayo de 2021.

“Luego de inconvenientes en el suministro eléctrico, nos encontramos restableciendo nuestros equipos y realizando las verificaciones de seguridad. Pronto retomaremos el servicio operativo en línea 1”, dijo el Metro de Panamá.

Cabe destacar que por la línea 1 se traslada diariamente entre 240 mil a 280 mil usuarios.

De acuerdo con la Empresa de Transmisión Eléctrica (Ensa), la falla eléctrica se dio por una tentativa de hurto de cables sobre la estructura de las líneas 115-42 y 115-10 (Río Abajo) que alimenta la Subestación Monte Oscuro y que dejo sin energía a cerca de 120 mil clientes durante un lapso de 10 minutos en áreas como: 

  • Río Abajo
  • Parque Lefevre
  • Pueblo Nuevo
  • Monte Oscuro
  • Costa del Este
  • San Miguelito 
  • El Metro de Panamá
  • entre otros

Ensa comunicó que el personal se encuentra en el sitio haciendo evaluaciones y realizando las maniobras pertinentes para normalizar el servicio. 

Recordó que el hurto de cables y el vandalismo de la infraestructura eléctrica es peligrosa para quien lo realiza y atenta en contra de quienes depende del suministro de energía para sus actividades cotidiana. Por ello, piden a la comunidad tomar conciencia sobre el perjuicio que causan este tipo de prácticas y ruega abstenerse de realizarlas no solo por el bienestar de las personas sino para preservar la estabilidad del servicio.