Temas Especiales

17 de May de 2022

Nacional

Por falta de vacunación, rebrotan enfermedades que estaban controladas

Según Unicef, 1 de cada 4 niños y niñas no ha recibido el esquema completo de vacunación de rutina. Panamá ya reporta casos de tétano y meningitis

La caída de la cobertura en 14 puntos porcentuales afecta a casi 2.5 millones de niños y niñas que no han recibido el esquema de vacunación completa de DTP.
La caída de la cobertura en 14 puntos porcentuales afecta a casi 2.5 millones de niños y niñas que no han recibido el esquema de vacunación completa de DTP, según Unicef.Archivo | La Estrella de Panamá

La coordinadora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Itzel De Hewitt, señaló que tras dos años de no realizarse las jornadas de vacunación producto de la pandemia del coronavirus, ahora existen niños desertores del programa de vacunación para polio, varicela y sarampión.

 Además, se encuentran registrados casos de tétano y están en proceso de descartar uno de polio, así como hay cinco casos y uno en estudio de meningitis por hemófilo.

“El aumento de estos casos son mortales”, dijo la coordinadora del PAI en una entrevista en TVN Noticias.

Falta de vacunación en la región

Las declaraciones de Hewitt coinciden con la emisión de un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en el que se detalla que en solo cinco años, la pauta completa de vacunación de difteria, el tétanos y la tosferina (DTP3) en América Latina y el Caribe ha descendido del 90 por ciento en 2015 al 76 por ciento en 2020.

"Esto significa que uno de cada cuatro niños y niñas en la región no ha recibido el esquema completo de vacunación de rutina que le protegería de múltiples enfermedades", señala el comunicado de Unicef, citando datos de la entidad y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La disminución de las coberturas de vacunación, indica el mismo informe, ya había iniciado antes de la aparición de COVID-19; sin embargo, la suspensión o programación irregular de muchos servicios básicos de salud durante la pandemia y el miedo de las personas a contagiarse de COVID-19 ha dejado a muchos niños y niñas sin vacunas.

“El descenso de las tasas de vacunación en la región es alarmante y deja a millones de niños, niñas y adolescentes expuestos a enfermedades graves, o incluso la muerte, cuando podría evitarse”, dijo Jean Gough, directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, citada en el documento. Y añadió: “La solución a este panorama es sencilla, y está comprobado que funciona: fortalecer los programas de vacunación”.

De acuerdo con Unicef, la caída de la cobertura en 14 puntos porcentuales afecta a casi 2.5 millones de niños y niñas que no han recibido el esquema de vacunación completa de DTP. De ellos, 1.5 millones no han recibido ni siquiera la primera dosis de esa vacuna.

El impacto de la meningitis

La meningitis es una peligrosa inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, causada principalmente por una infección bacteriana o vírica. La infección bacteriana suele ser la más grave —provoca unas 250,000 muertes al año— y puede provocar epidemias de rápida propagación.

Aunque la meningitis afecta a todas las edades, los niños pequeños corren un riesgo mayor. Los recién nacidos corren más riesgo de infección por el estreptococo del grupo B y los niños pequeños por meningococo, neumococo y Haemophilus influenzae. Los adolescentes y los adultos jóvenes tienen más riesgo de desarrollar la enfermedad meningocócica, mientras que las personas de edad tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad neumocócicam, según la Organización Mundial de la Salud.

El último caso de meningitis por hemófilo en Panamá fue en el 2011, cuando empezaron las migraciones venezolanas, comentó la coordinadora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del país.

Hoy, según Hewitt, existen vacunas para tratar la meningitis y el primer refuerzo se coloca a niños de 18 meses. El último, a los 4 años.

“Nosotros contamos con un esquema de vacunación para niños rezagados. En esas situaciones se corta los intervalos de un mes entre una vacuna y la otra. Hacemos un llamado a los padres para que puedan llevar a sus hijos”, dijo.

Las declaraciones de Hewitt se dan en el inicio de la jornada de vacunación de las Américas, que arrancó este lunes y se mantendrá hasta el 30 de abril, la misma no se realizaba desde hace 2 años.

Reiteró a la población acudir a aplicarse sus vacunas en todas las instalaciones de salud, tanto del Ministerio de Salud con el de la Caja de Seguro Social.

La coordinadora igualmente recalcó que los equipos de enfermería se desplazaran en áreas de difícil acceso para lograr aumentar la cobertura y así garantizar tener una combinación de protección de diferentes virus respiratorios como la influenza, el neumococo y el coronavirus, y así disminuir los riesgos.