Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Nacional

Empresarios piden cese a paro y diálogo

Este viernes, líderes de gremios empresariales se reunirán en Colón para enviar un mensaje claro al Ejecutivo y a manifestantes: fiscalización de las obras, levantar el paro y facilitar las conversaciones. La ciudad entra hoy en el cuarto día de protesta

Empresarios piden cese a paro y diálogo
Imagen de archivo de manifestantes en una vía bloqueada en la provincia de Colón (Panamá).Archivo | EFE Bienvenido Velasco

Representantes de gremios empresariales se manifestarán este viernes en la ciudad de Colón con un mensaje muy claro: están dispuestos a actuar como intermediarios y facilitadores del diálogo entre el gobierno y las fuerzas gremialistas que tienen a la provincia paralizada desde hace cuatro días. Además, plantean una fiscalización estricta de los proyectos u obras de infraestructura que prometió el presidente Laurentino Cortizo el pasado 5 de noviembre, pero que se encuentran atrasados. El tercer mensaje es hacer un llamado para evitar cierres, saqueos y actos vandálicos.

El paro protagonizado por la Coalición por la Unidad de Colón (Cuco), prorrogado por 24 horas más, reclama al presidente la reactivación de proyectos de salud, cultura, vivienda, entre otros, que mitigarían el desempleo (calculado en 26%) y beneficiarían a la población.

Desde que inició la paralización, el pasado lunes 9 de mayo, las partes no han conversado frente a frente.

No obstante, este medio conoció, sin que el Ejecutivo pudiera confirmarlo, que el mandatario tenía intenciones de reunirse hoy con los representantes de Cuco bajo la condición de que existiera un ambiente seguro, sin cierre de calles y con la voluntad de llegar a un acuerdo satisfactorio.

Alex Lee, alcalde de la ciudad de Colón, informó a La Estrella de Panamá que el “presidente traerá respuestas concretas a las demandas que exige la población”.

Este miércoles la ciudad permaneció paralizada, comercios cerrados, los tres puertos más importantes y el ferrocarril –que une a la capital con Colón– se mantuvieron sin operaciones para evitar un escenario similar al del martes, cuando un grupo de personas protagonizó actos vandálicos que dejaron un policía muerto, después de haber recibido tres balazos.

El miércoles la policía retomó el control de la ciudad, los inconformes efectuaron manifestaciones, pero sin nuevos disturbios.

“La gente no tiene paciencia, la ha perdido con tantas promesas incumplidas, tenemos la certeza y seguridad de que el presidente va a empezar las obras que han quedado paralizadas por años”, señaló el alcalde.

Lee se refiere, entre otros proyectos, a la terminación del hospital Manuel Amador Guerrero, que tiene 10 años de arrastre. Pareciera que a raíz de las protestas la administración Cortizo metió el acelerador en los últimos días para finiquitar el contrato con la empresa IBT y adjudicar la construcción al Consorcio Instalaciones Médicas.

La situación de conflicto registrada el martes pasado en el atlántico, reflejó la compleja situación social y económica que vive Colón. En el ambiente de protestas se entremezclan “el crimen organizado, las pandillas y la legitimidad de los reclamos de los ciudadanos que aún no ven claras las promesas que hizo el presidente el pasado 5 de noviembre durante la celebración de los actos patrióticos”, indicó una fuente empresarial a este diario.

En noviembre, el mandatario prometió la reactivación de 74 proyectos, como la rehabilitación de la casa Wilcox, la construcción del estadio Roberto Mariano Bula, la terminación del nuevo hospital Amador Guerrero y la restauración del colegio Abel Bravo.

Pero no ocurrió. La burocracia y la asignación de recursos han demorado esta deuda histórica con los colonenses.

Cortizo había prometido una inversión de $27,2 millones financiada por el Gobierno Nacional, en obras que impactarían a más de 15 mil agentes culturales de la provincia, entre estudiantes de las industrias creativas, profesores, artistas, organizaciones públicas y privadas en temas culturales y gremios.