La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

El Papa en Panamá

Francisco, líder carismático, amante del tango y del fútbol

El escritor Ivereigh Austen, autor de ‘El gran reformador', define al pontífice como un hombre cálido y amoroso con la gente, a pesar de ser introvertido. Francisco, ‘el obispo de los pobres', arriba hoy a Panamá

Atrás han quedado los problemas sociales, la escasez de agua, las protestas populares y la política criolla. Hoy Panamá está concentrada en recibir a uno de los hombres de mayor influencia en el mundo: Francisco, el jerarca de la Iglesia católica.

Una mirada a la literatura permite retratar la personalidad y la obra del Pontífice romano, de quien se desconocían muchos detalles de su vida hasta que fue electo. Hoy hay cientos de obras literarias sobre Jorge Mario Bergoglio, escogido el 13 de marzo de 2013 por los cardenales como el papa número 266.

Es conocido que el argentino, quien eligió el sacerdocio después de haberse diplomado como técnico químico, es el primer papa latino, que es jesuita, un pastor sencillo y muy querido, una figura prominente, etc.

Francisco es un apasionado lector de Dostoievski, Borges y autores clásicos. Entre sus gustos están la ópera, el tango y el fútbol. Es simpatizante del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

BREVE PERFIL DEL PONTÍFICE

En marzo de 2013, Jorge Bergoglio es consagrado papa

Jorge Mario Bergoglio nació en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936.

Es hijo de inmigrantes italianos: Mario Bergoglio, contador, y Regina Sivori, ama de casa.

A los 20 años ingresó a la Compañía de Jesús.

El 13 de diciembre de 1969 recibió la ordenación sacerdotal. Tenía 33 años.

En 1992, el papa Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Buenos Aires.

En 1998 asumió como arzobispo de Buenos Aires.

En 2001, Juan Pablo II lo consagró cardenal.

Pero, ¿cómo se define a sí mismo? Una entrevista del periodista, escritor y sacerdote jesuita italiano Antonio Spadaro, detalla su propia definición. El santo padre se compara con Mateo, un publicano a quien Jesús miró y le dijo: ‘sígueme'. Al papa le impresionó cómo el publicano se aferró a su dinero.

‘Esto es lo que soy yo, un pecador al que el Señor ha dirigido su mirada... Y esto es lo que dije cuando me preguntaron si aceptaba la elección de pontífice', dijo.

Es precisamente de esta filosofía de donde nace su lema ‘Miserando atque eligendo' (‘mirándolo con misericordia, lo eligió'), haciendo referencia al momento en que Jesús, sin juzgarlo, convocó a Mateo, a todas luces un pecador.

Austen Ivereigh, autor de El gran reformador , en una exhaustiva y profunda biografía define al santo padre como ‘introvertido', a pesar de su calidez y amor por la gente. Pero, todo cambió cuando fue elegido papa. ‘Ahora sonríe', reflexiona Ivereigh.

El escritor concluye que Bergoglio combinaba dos personalidades que casi nunca se juntaban: ‘la genialidad política de un líder carismático y el misticismo profético de un santo del desierto'.

La sencillez es una cualidad en la vida del pontífice romano. Cuando era arzobispo, en Buenos Aires, podía vivir como un príncipe, pero prefirió una vida simple: viajar en transporte público —metro y autobuses—, como cualquier sacerdote, siempre vistiendo sotana.

Como papa, rechazó el crucifijo de oro que ha formado parte de la tradición papal. En cambio, optó por su cruz plateada, que tenía un cura iraní en sus manos cuando lo decapitaron por negarse a renunciar al cristianismo.

Bergoglio salió de la esfera de la Compañía de Jesús para convertirse en obispo de la Iglesia católica. Ese fue el primero de los pasos que veintiún años después lo conducirían a Roma.

ENTRE LOBOS

¿Por qué jesuita? Esta pregunta la responde extensamente el papa durante la entrevista que sostuvo con Spadaro. Francisco explicó que le impresionó el carácter misionero y comunitario, y la disciplina de la orden religiosa. Cuenta que era un ‘indisciplinado nato'. Pero, la forma en la que los jesuitas organizaban su tiempo lo dejó maravillado.

Con Francisco, la Iglesia católica parece destinada a un cambio radical, ‘a un terremoto como la Perestroika de Gorbachov' o un ‘New Deal como el del presidente estadounidense Roosevelt', establece Marco Politi, un vaticanista italiano, en su obra Francisco, entre los lobos. El secreto de una revolución .

Francisco es hijo de inmigrantes italianos de clase media que pasó a convertirse en el líder espiritual de mil millones de feligreses.

Es considerado un papa ecologista y con una honda preocupación social. Ha manifestado que quiere una iglesia pobre para los pobres.

‘Mi gente es pobre y yo soy uno de ellos', enunció una vez para explicar por qué escogió la opción de vivir en un apartamento y preparar la cena solo.

En su bolsillo siempre lleva dos cosas: un rosario y la historia de Jesús, desde que fue aprehendido por los romanos hasta su crucifixión.