Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Política

Varela pone el pie en el acelerador

PANAMÁ. Las últimas encuestas lo colocan en tercer lugar con 17%, hecho que lo hizo cambiar de estrategia y asumir una actitud más agre...

PANAMÁ. Las últimas encuestas lo colocan en tercer lugar con 17%, hecho que lo hizo cambiar de estrategia y asumir una actitud más agresiva para dejar atrás una campaña de parsimonia y sedentarismo. El candidato presidencial del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela, tuvo que salir de su trinchera para lanzarse a las calles con un discurso más duro, directo y aguerrido.

El abanderado de la alianza “Un Nuevo Camino”, conformada por los colectivos Panameñista y Molirena, cambió de opinión y rompió su palabra de no responder a los ataques de sus adversarios, en este caso, de Ricardo Martinelli, quien es el que le ha lanzado más dardos, y quien se encuentra entre los punteros en las encuestas de intención de voto.

Aparentemente la estrategia de Varela se proyecta en concentrar su ataque en lugares que son puntos claves para las encuestadoras como Panamá Centro, San Miguelito, Colón, provincias Centrales y Chiriquí; además de enfocar su discurso en temas pilares como seguridad, aumento de salario, subsidio para los adultos mayores, y últimamente criticando la gestión presupuestaria del gobierno.

Y es que no fue suficiente sólo con analizar las encuestas y lamentarse por los resultados, Varela tuvo que cambiar su actitud revanchista y buscar a los que antes de las primarias fueron sus adversarios, como es el caso del diputado Francisco “Pancho” Alemán, quien respaldó al ex precandidato Alberto Vallarino, luego de haber pertenecido a sus huestes. Aquí en el terreno de “Pancho” Alemán, San Miguelito, comenzó el andar de las hormiguitas panameñistas, que han tenido que comenzar de cero para labrar el camino a recorrer, y así tratar de recuperar el terreno perdido.

El diputado y también candidato por el circuito 8-7, José Blandón, está convencido de que la posición tomada hasta el momento por su colectivo se ha convertido en algo negativo para los panameñistas, “esa actitud de que prevalezca la unidad opositora no favoreció al partido”, y es que los petardos de Martinelli pudo mermar en cierta medida a los seguidores del panameñismo. Blandón es de la postura que ahora “la campaña presidencial de los panameñitas tiene que hacer una oposición proactiva y agresiva”.

Los días pasan volando y a lo interno del panameñismo no se habla de otra cosa: las elecciones generales.

Mientras tanto, Martinelli ya midió a sus adversarios, y se muestra cada día más cómodo con el sitial que ostenta.