Temas Especiales

17 de May de 2022

Política

Panameñistas están preocupados

Para mayor claridad, comparto con uds. un correo que mandé al grupo de apoyo a mi candidatura en facebook en el día de ayer:  Me du...

Para mayor claridad, comparto con uds. un correo que mandé al grupo de apoyo a mi candidatura en facebook en el día de ayer:  Me duele tener que mandar un mensaje como este en un día como este, pero me siento obligado con uds a compartir mi versión de un lamentable incidente ocurrido en el día de hoy. Como dirigente del Partido Panameñista, no puedo ocultar el sol con la mano y debo reconocer mi preocupación con respecto a los hechos políticos que se han dado en las últimas semanas, en especial, la salida del partido MOLIRENA de la alianza UN NUEVO CAMINO. A mi juicio, esto amerita un debate profundo a lo interno de nuestro partido sobre el camino a seguir. He dicho públicamente que soy panameñista y no dejaré de ser panameñista y que, como tal, respaldaré hasta el final al candidato presidencial del panameñismo. Pero eso no significa que no podamos ni debamos discutir entre panameñistas sobre el futuro, no de una persona, sino de un movimiento político que le ha dado mucho al país, así como el destino de cientos de candidatos a nivel nacional.

Como producto de lo anterior y ante la dificultad experimentada para concretar una reunión con nuestro candidato presidencial, un grupo de panameñistas nos reunimos y decidimos ir a la sede de nuestro Partido, adonde asistiría Juan Carlos Varela a un acto, a fin de pedirle que sostuviéramos una reunión lo más pronto posible para discutir las implicaciones de la decisión tomada por el MOLIRENA el día, martes 23 de diciembre. Desde hoy (miércoles 24) a las 11 am, estábamos allí esperándolo 8 miembros de la Junta Directiva y yo, como coordinador de la Bancada Panameñista. Se nos informó que él estaba por llegar de un acto en la terminal y que se reuniría con nosotros.

Mientras estábamos allí, sucedió lo impensable: una turba de copartidarios irrumpió en el salón de reuniones de la Junta Directiva gritándonos "traidores" y largándonos del Partido. Incluso, algunos de los miembros directivos presentes fueron golpeados. Afortunadamente, a mí no me golpearon. Posteriormente, he sido informado que esto fue algo preparado. Que se envió un chat a miembros del Full Varela informándoles que había un grupo en el Partido pidiendo que Varela se bajara. Nada más falso. Esa no era la razón de nuestra presencia allí, sino solicitar una reunión de análisis de la situación política, innegablemente delicada y complicada para nuestro Partido.

Por la intolerancia y chabacanería de unos cuantos asalariados, yo no me iré de mi Partido ni dejaré una trayectoria política consecuente y vertical, en la que si me iré caracterizado por algo es por dar la cara por el panameñismo. Seguiré en mi Partido y apoyaré a sus candidatos, así haya quienes no admitan el debate ni el disenso democrático.

Gracias por su atención y mis disculpas por tener que dedicar parte del 24 de diciembre a algo tan bochornoso como esto. Se les agradece todo el apoyo y les deseo que pasen un bonito día.