Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Política

Renuncias que no llegan

PANAMÁ. Los rayos de sol empezaban a caer sobre Veracruz. Pasadas las seis de la tarde, se notó un movimiento diferente en el Hotel Pl...

PANAMÁ. Los rayos de sol empezaban a caer sobre Veracruz. Pasadas las seis de la tarde, se notó un movimiento diferente en el Hotel Playa Bonita.

Afuera estaban las cámaras de televisión prestas a captar los rostros de cada uno de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PRD que se reuniría allí para discutir los pasos a seguir para remontar la crisis en la que quedó inmerso el colectivo luego de la “debacle electoral”. El ruido sereno de las olas no logró contagiar su calma.

La primera en llegar fue la ex candidata presidencial del PRD, Balbina Herrera abordo de una camioneta Prado blanca. Muy sonriente, Herrera se detuvo un momento para saludar a la cámara de TVN.

Poco después, en una Four Runner azul apareció Juan Carlos Navarro. Llegaba serio. Puertas adentro pediría a sus 7 copartidarios que, por decencia, renunciaran todos, incluido él mismo. Pero todavía faltaba para eso. Faltaba que llegara el presidente Torrijos. Faltaba que llegara Pedro Miguel González, extrañamente, en una camioneta negra y sin placas.

LA REUNIÓN

La charla comenzó tranquila y primero se habló de las elecciones. Se hizo un profundo análisis de las fortalezas y las debilidades que ofrecía la nueva coyuntura. También se habló de los conflictos internos y de mantener la unidad del partido. Fue entonces, cuando se intentaba cerrar filas, que Juan Carlos Navarro jugó sus cartas y para hacerlo hasta se puso de pie: “El CEN tiene que renunciar. Yo estoy dispuesto a renunciar por el bien del partido”. Pedro Miguel, como si funcionara a través de un resorte, también se puso de pie para apoyar la postura del futuro ex alcalde.

Balbina rauda y veloz replicó en un tono fuerte: “nosotros no hemos perdido todo, tenemos el poder popular. La mayoría de los representantes y alcaldes son PRD”. Las discusiones siguieron durante cinco horas. La correlación de fuerzas a lo interno del partido parece un mosaico multicolor. Mientras la mayoría de los representantes y alcaldes del PRD responden a la línea de Navarro, las diputaciones muestran otras alianzas. De las 26 curules que consiguió el PRD, 5 apoyan firmemente a Navarro, 7 van de lleno con Balbina, 8 con el presidente Torrijos, mientras los otros están dispuestos a esperar aguas más calmas para definir a quién apoyan.

Finalmente, la noche terminó sin renuncias. Sin embargo, Navarro se fue una hora antes de que terminara el encuentro. En un comunicado, el CEN del PRD asumió su responsabilidad por el resultado de las pasadas elecciones. El documento señala que las discusiones se harán a lo interno del partido y no en un “escenario mediático”.

En una entrevista en KW Continente , Herrera dijo que el documento fue aprobado de forma unánime, La Estrella conoció que Navarro no firmó el comunicado.

UNA REBELIÓN EN CIERNES

El CEN acordó realizar una gira a nivel nacional para limar asperezas entre los grupos que apoyan a Balbina y los que simpatizan con Navarro. Pero en el interior ya se organiza un movimiento liderado por simpatizantes de Pérez Balladares, que busca lograr la mayoría de las firmas de los integrantes del Directorio Nacional para convocar a una reunión extraordinaria donde plantearían la necesidad de nombrar un nuevo CEN provisional.