Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Política

Fuego cruzado entre el PRD y el gobierno

PANAMÁ. La vuelta al tapete del caso CEMIS, se ha convertido en la gota que derramó el vaso de las disputas entre el PRD y la administr...

PANAMÁ. La vuelta al tapete del caso CEMIS, se ha convertido en la gota que derramó el vaso de las disputas entre el PRD y la administración de Ricardo Martinelli.

La alta dirigencia del PRD, emitió un comunicado en el que responsabilizó al presidente Ricardo Martinelli, de querer desestabilizar el partido sacando provecho de los resentimientos de algunos miembros del partido.

“La Alianza por el Cambio puso en marcha una campaña de división que ha sacado provecho de las deslealtades, ambiciones, resentimientos y apetitos injustificados de algunos perredistas cuyas prebendas y complicidades están a la luz pública para vergüenza de todos ellos”.

Incluso dejan entrever la injerencia de Martinelli sobre la decisión de la Corte de abrir nuevamente las investigaciones del caso CEMIS, que involucra a altos dirigentes del PRD.

“Resulta sorprendente el desparpajo con el cual se discutió en un Consejo de Gabinete el caso del CEMIS, una materia en ese momento bajo escrutinio de la Corte Suprema de Justicia y pendiente de una decisión suya, situación que abre serias dudas acerca de las intenciones del Órgano Ejecutivo de respetar la separación de los poderes públicos”.

Un alto dirigente del PRD, que prefirió la reserva de su nombre indicó que las palabras del CEN “denotan la desesperación de quienes están acusados de malos manejos administrativos, denuncias de corrupción como el CEMIS y delitos.”

Según dijo “si tuvieran la más mínima dignidad hace rato hubieran renunciado a la dirección del partido, en vez de llevar al PRD al despeñadero para tratar de salvar su pellejo”.

¿ MEA CULPA?

Sin embargo, lejos de desviar la atención respecto a la supuesta intromisión del Ejecutivo sobre los otros dos poderes de Estado, analistas políticos consideran que esta situación refleja la crisis por la que atraviesa el PRD.

“Este tipo de acusaciones es echarle la culpa a otros de las desgracias del PRD. Eso es perder el tiempo y no conduce a nada”, aseguró el analista político Renato Pereira

Pereira sostiene que el hecho que el PRD busque en el otro (partido) las carencias, desórdenes o debilidades del otro colectivo es una historia que se repite constantemente en la política nacional.

Esa misma debilidad de la que habla Pereira, es la que a juicio de Mario Rognoni hace que Martinelli se aproveche del poco manejo que ha tenido el CEN para poder enfrentar una revolución de bases. “Los que han fallado son los directivos del partido”, afirmó Rognoni.

Un ejemplo de esto según Rognoni es que cuando Gisselle Calcagno asumió una posición contra el PRD debió ser llevada al Tribunal de Honor y Disciplina y ser expulsada del partido o que reconsiderara su actitud a tiempo, pero el CEN no hizo nada, sino hasta después de las elecciones”.

Para el analista político Edwin Cabrera las acusaciones del CEN a Martinelli “son de índole estrictamente políticas donde el PRD está tratando de poner el problema que ellos tienen afuera, sin reconocer que lo que pasa dentro del partido”.

“Ellos evidentemente están pasando problemas serios a lo interno y obviamente políticamente los adversarios van a tratar de capitalizar esa crisis”, aduce Cabrera.

Afirma que “cuando se ve la magnitud de la crisis interna del PRD es mucho más profunda en función de los mismos PRD no en función de los actores externos”.

CEMIS: LA MUESTRA

Según Cabrera una prueba de la crisis interna del PRD lo constituye el caso CEMIS. “El que entrega los audios a las autoridades sobre este caso es un ex secretario del partido y ex presidente de la República (Ernesto Pérez Balladares) y obviamente esto tiene una carga política a lo interno del partido”.

“Querer deslindar responsabilidades hacia afuera es tratar de distraer la atención de donde está el fondo del problema. El fondo del problema está adentro, a lo interno del PRD”, aduce Cabrera.

Pereira dice que “no hay que esconder los hechos, porque no fue Martinelli el que trajo el CEMIS a la palestra pública, sino el ex presidente Pérez Balladares con la entrega de los videos sobre este caso a las autoridades”. Esto con la intención de “descabezar a los actuales dirigentes del partido y quedar al mando él”, puntualizó.

Rognoni coincide con Pereira y añade que la actuación de Pérez Balladares evidencia que el tenía estas pruebas en su poder desde hace seis años, lo que indica que el ex presidente pensó que nunca con Martín Torrijos en el poder se iba hacer justicia con relación a este caso”.

OPOSICIÓN BELIGERANTE

La alta dirigencia del partido plantó bandera y aseguraron “que no escatimarán energías para defender y preservar el patrimonio democrático y revolucionario que encarna nuestro al partido.

Rechazaron de la manera más contundente “la orientación autoritaria del Ejecutivo, que al amparo de un malentendido clamor popular creado y aupado desde los medios de comunicación a su servicio, incursiona en terrenos de muy dudosa legalidad, y abre el espacio para aventuras que terminarán poniendo en peligro la gobernabilidad, el respeto escrupuloso de la Constitución”.

“El gobierno deberá hacerse responsable del rumbo inquietante que evidencia el manejo de los asuntos públicos y el clima de desasosiego en que se está sumiendo el país.

Balbina Herrera, presidenta del PRD aseguró que se mantendrán vigilantes de cada una de las acciones del gobierno de turno.

En declaraciones a RPC Radio , la ex ministra dijo que las actuaciones de la administración Martinelli desestabilizan la seguridad jurídica.

“Eso de arriesgar la seguridad jurídica del país a favor del aplauso fácil está ahuyentando a los inversionistas”, sentenció Herrera.