Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Política

Estallan gritos de renovación

PANAMÁ. La mira de las bases del Partido Revolucionario Democrático (PRD) está sobre la alta dirigencia de su colectivo político y no se...

PANAMÁ. La mira de las bases del Partido Revolucionario Democrático (PRD) está sobre la alta dirigencia de su colectivo político y no se limita única y exclusivamente al Comité Ejecutivo Nacional (CEN). Las fuerzas vivas del PRD quieren una renovación total.

Aún después de haber dejado a un lado las diferencias entre algunos dirigentes, y de iniciado el proceso de reestructuración del partido con unas nuevas y mejoradas reglas en el PRD, el clamor de las bases sigue siendo uno: nuevas estructuras.

Los últimos episodios que se dieron con los CDN de Chiriquí y Coclé lo confirman. Ya no es cuestión de palabras, sino de hechos. Mas allá de la petición de los delegados o del Directorio se encuentra el sentir de los perredés que buscan evitar que su partido siga cayendo en un despeñadero.

Rogelio Paredes, segundo vicepresidente del CEN, está consciente de que el cambio es necesario. ‘El partido necesita hacer una renovación de sus estructuras’.

Paredes está convencido de que es el CEN quien debe dar el ejemplo y acordar una hoja de ruta con fecha para la elección de delegados, miembros del Directorio Nacional, CDN, CEN y directivas de corregimiento.

‘No es cambiar al CEN, porque puedes cambiar al CEN, pero eso no apaciguará la necesidad de renovación que tienen los miembros del PRD’, advierte.

Para el diputado, los movimientos que se dieron en contra de Virgilio Vergara y Darío Fernández responden a la necesidad de cambios, pues hay muchas áreas en las que el partido no tiene representación, como algunas directivas de corregimiento que se encuentran inactivas porque están vencidas. ‘Esas son estructuras importantes del partido y están inactivas. Cómo se puede hablar de organización si hay sectores donde no hay una dirección precisa’.

El plan sería, entonces, poner fecha de cumpleaños para las elecciones internas y así tranquilizar a las bases. Paredes propone el mes de octubre de 2011 como fecha tentativa para llamar a un Congreso Ordinario, y así cumplir moralmente con el compromiso que adquirió el CEN transitorio el 18 de octubre de 2009.

La idea plantea que entre octubre de 2011 y la segunda mitad del 2012, se haya elegido a las autoridades del partido y el candidato presidencial, todo esto para tener un partido renovado antes de las elecciones generales de mayo de 2014. ‘No tiene sentido esperar hasta el 2013, tan cerca de las elecciones, para iniciar la reestructuración’, sostuvo el dirigente.

EL FACTOR DINERO

Pero al margen de que algunos miembros de la dirigencia se opongan a la propuesta de renovación de las autoridades del PRD, existe otro inconveniente.

El primer semestre para el 2011 será de mucho movimiento en el colectivo político opositor. Desde enero hasta julio se convocarán al menos tres Congresos, un Directorio y dos elecciones internas, lo que se traduce en gastos millonarios para el partido, y con la propuesta del gobierno de eliminar o reducir el subsidio electoral a los partidos políticos, las cosas se complican más.

Esto, según Paredes, no permite que la propuesta de convocar a un Congreso Ordinario antes del 2013 se concrete, pues en febrero debe realizarse el Congreso Extraordinario para aprobar las reformas a los estatutos del partido. El costo de este evento podría alcanzar el millón de dólares. El 3 de abril se efectuarán elecciones para los delegados de la juventud y del frente femenino. Luego, el 15 de mayo, se convocará un Congreso de la Juventud; y a finales de julio, el Congreso de Mujeres.