Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Política

Suspicacia por pago de hospitales

PANAMÁ. En julio de 2010 el Estado panameño convocó a una licitación pública por mejor valor para la construcción de cuatro hospitales p...

PANAMÁ. En julio de 2010 el Estado panameño convocó a una licitación pública por mejor valor para la construcción de cuatro hospitales públicos en igual número de provincias en el interior del país.

El Hospital de Metetí, en Darién; el Hospital Anita Moreno, en Los Santos; el Regional de Bugaba, en Chiriquí; y el Manuel Amador Guerrero, en Colón.

El acto público se desarrolló bajo la modalidad de licitación por mejor valor -llave en mano.

En el pliego de cargos, se incluyó el diseño, construcción, equipamiento y financiamiento de los nosocomios.

El precio de referencia establecido era de $386 millones. Después de realizar el acto, resultó favorecida la empresa IBT Group-Panamá, que ofertó por un monto de $237 millones.

Para la adjudicación de la licitación, se firmaron cuatro contratos, uno para la construcción de cada hospital.

CAMBIOS EN LOS CONTRATOS

Cada uno de los contratos incluía 91 artículos originalmente. Hace un año exactamente —el 22 de febrero— se hizo una adenda a cada uno de los contratos. En total se hicieron 49 modificaciones a las cláusulas pactadas originales. Ninguna de las modificaciones recibió el aval de la Contraloría de la República.

El Ministerio de Salud estuvo exceptuado del control previo entre el mes de octubre del año 2010 y abril del 2011.

A la fecha, los cambios introducidos no son de conocimiento de la Contraloría General de la República, según Balbina Herrera, dirigente del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), así se lo confesó ‘la propia contralora, Gioconda Torres de Biachini’.

Herrera y la contralora se reunieron el pasado viernes 17 de febrero, un día antes del inicio de los carnavales, para conversar sobre los contratos pactados y los cambios que se han hecho.

Según Herrera, en esa fecha la contralora se comprometió a solicitar las adendas a fin de conocer los cambios introducidos.

AUMENTO DE PRECIO

A la fecha, los cambios introducidos a través de las adendas parecen haber tenido una incidencia directa en el monto que se había pactado originalmente. El aumento ya va por $16 millones. Más un adelanto en trámite que podría ser de $50 millones.

Esta cifra se genera por el pago del Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS) o 7% que tendrá que asumir el Estado panameño. A pesar de que el pliego de cargos establecía en la cláusula 1.12 que ‘el oferente deberá especificar en el formulario suministrado el monto total de su propuesta, incluyendo el ITBMS y el desglose de los precios correspondientes’.

En los cambios introducidos se dispone que ahora será el Estado panameño el que tendrá que asumir el pago de este impuesto por los gastos en que incurra la obra por el diseño, construcción y equipamiento de los cuatro hospitales.

El pago del ITBMS o 7% ha motivado que la cifra pactada originalmente entre el Estado panameño y la empresa IBT Group haya registrado un incremento.

Al momento de firmar el contrato, que fue refrendado por la Contraloría General de la República, el pago pactado era de $237 millones; ahora este ascendería a $253 millones.

PAGO DE ADELANTO

Otra de las variaciones incluidas en las adendas está en la cláusula trigésimo cuarta, que modifica la quincuagésima séptima del contrato original.

A pesar de que se trata de un contrato modalidad llave en mano —en los cuales el pago total por la construcción de la obra se hace al final o al momento que el Estado la reciba conforme— la modificación establecida en la adenda dispone el pago de ‘un adelanto por el 20%’, el cual se haría a la empresa.

La perredista Balbina Herrera dijo que incluso en la conversación sostenida la semana pasada con la contralora y su personal de apoyo, ésta le confirmó que en efecto el Estado panameño ya está tramitando el pago del adelanto del 20% del total de las obras a la empresa IBT-Group.

En total el pago por adelantado a las obras que no se han entregado hasta el momento corresponde a un monto cercano a los $50 millones.

El pago se haría directamente a la empresa, a pesar de que el pliego de cargos contempla en la cláusula 1.19 que la empresa debería contar con una entidad financiera. En este caso, el Estado panameño haría los pagos a la entidad financiera al final de la obra, como es el caso de los proyectos llave en mano.

NUEVAS DUDAS

A las modificaciones incluidas en las adendas surgen nuevas dudas por el monto final a pagar por la construcción de los cuatro hospitales y es que en julio del año 2010, se introdujo una modificación a la Ley de Contrataciones Públicas que data del 2006.

La nueva modificación se dirige directamente a los contratos que se otorguen bajo la figura de llave en mano, como es el caso de los cuatro hospitales. En el artículo 255 de la ley, se dispuso que el precio global fijado de antemano y pactado en acuerdo firmado por las partes podría variar entre un 10% y 15% de la cifra pactada originalmente a solicitud de la empresa que preste el servicio.

Tras reconocer que la Contraloría de la República no conoce el texto de las adendas, la contralora —según dijo Herrera— se comprometió a revisar el contenido de las adiciones.