Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Política

Un discurso ‘más en 4 años que 40’

PANAMÁ. Al entrar en la recta final de su gobierno, el presidente Ricardo Martinelli leerá hoy en la Asamblea Nacional, un informe a la ...

PANAMÁ. Al entrar en la recta final de su gobierno, el presidente Ricardo Martinelli leerá hoy en la Asamblea Nacional, un informe a la Nación impregnado de política. En escencia pura.

Esta es la visión de dirigentes políticos e independientes consultados, quienes coinciden en que en el discurso del mandatario no faltará el pregonado lema ‘más en cuatro años que en 40’.

Por la oposición, el diputado PRD Rogelio Paredes cree que el líder del oficialismo dedicará su discurso para hacer gala de los avances alcanzados por este gobierno. ‘El presidente alabará su gestión, las promesas cumplidas de gobierno, citará obra por obra y sus costos, no espero más que eso’.

Paredes recordó que esta ha venido siendo la retórica del presidente Martinelli desde que arrancó este gobierno, pues ‘no ha parado de hacer política’.

LA VERSIÓN OFICIALISTA

En las huestes oficialistas aseguran que no se trata de que su líder haya o no parado de hacer política.

La ocasión es propicia para celebrar y recordar, razones sobran: se anunció un nuevo ajuste de salario mínimo, se derrumbó el intento de una alianza opositora y como cereza del pastel, las últimas encuestas favorecen al candidato del gobierno, José Domingo Arias, es la lectura del dirigente del oficialismo Luis Cortés, quien no duda que en el escenario legislativo el mandatario abone el terreno para recordar el sitial en el que está Panamá, al que ve como el Dubai de las Américas.

Y enseguida detalla la lista de imperdonables que hoy son una realidad: 120 a los 70, beca universal, proyecto Curundú, el metrobús, y la línea uno del metro, logros que según el abogado Cortés colocarán a Ricardo Martinelli como ‘un gran estadista’.

Su copartidario y diputado José Muñoz —quien forma parte del círculo más cercano del presidente— curiosamente prefiera guardar silencio, distanciarse y no opinar sobre el fondo del discurso de su jefe. Dice que esa ‘es potestad del Ejecutivo’.

Sin importar si es potestad o no que el Legislativo hable sobre el Ejecutivo, el diputado panameñista Jorge Iván Arrocha, sin tapujos opina que si existe una persona fácil de describir y cuyo comportamiento es predecible ‘ese es el del presidente de la República’.

‘Martinelli siempre se ha caracterizado por hacer todo lo contrario de lo que dice, pregonará sus programas pero no dirá la lista de sobrecostos y corrupción que han desfilado en su gobierno’, enfatiza el político opositor.

Y aunque esos tragos amargos que vivieron indígenas y colonenses, no se detallarán, el abogado Miguel Antonio Bernal, lejos de esperar un discurso conciliador, espera una lectura muy al estilo del mandatario: fustigando a la oposición y a todos sus detractores políticos.

Es que —agrega— ‘no se le puede pedir peras al olmo, hemos tenido a un mandatario conflictivo, desafiante cuyo tono amenazador ha sido la constante’.

Edgardo Voitier, quien fue destituido de Aduanas a su criterio por persecusión sindical, tiene expectativas poco alentadoras: espera ‘a un presidente jactándose de todo lo que ha hecho, invitando a la población para que voten por su títere para seguir el continuismo CD’.

Sin saber con certeza si habrá o no continuismo de gobierno, lo cierto es que el presidente de la República augura que hoy sus palabras serán suaves, y contra todo pronóstico no se cansa de apostar por la reelección de su partido. Ese que fundó y vigila como la niña de sus ojos. Y que aunque lleve a otro candidato presidencial en la práctica, es su sello vigente.