Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Política

‘Palo les vamos a dar’

Se apagó la música en el salón de Cambio Democrático. José Domingo Arias escuchó en silencio

‘Palo les vamos a dar’
‘Palo les vamos a dar’

Se apagó la música en el salón de Cambio Democrático. José Domingo Arias escuchó en silencio al magistrado presidente del Tribunal Electoral declarar su derrota ‘irreversible’. En silencio, salió del salón adornado con estandartes gigantes de su cara y los colores del CD y desapareció de la vista de los periodistas.

Antes de su llegada, la tensión había dominado el ambiente. Las miradas de sus seguidores, fijas en los monitores, esperaban que la ‘barrita morada’ presagiando la victoria de Juan Carlos Varela retrocediera a favor de su candidato.

La tendencia electoral nunca cambió. Pero los seguidores de ‘Mimito’ se mantuvieron fieles y enérgicos hasta el final. En su presencia, no había nerviosismo, sino un optimismo ciego y efervescente. que duró hasta el momento en que dejó la habitación.

Y entonces llegó Ricardo Martinelli. ‘Tengo que hablar con José Domingo. Yo no soy candidato, yo vengo aquí a celebrar’, declaró mientras bromeaba pidiendo un trago.

No quedó claro qué estaba celebrando. De acuerdo Luis Eduardo Camacho, se trataba de la fiesta electoral.

Fue Marta de Martinelli quien atendió primero a los periodistas. Felicitó al pueblo panameño por la alta participación en los comicios electorales y señaló que los retos para el próximo gobierno serán mantener el crecimiento económico y lograr que llegue ‘a quien más lo necesita’.

Cuando José Domingo Arias regresó, se dirigió a todos sus seguidores desde el escenario. Luego de reconocer la victoria del opositor Juan Carlos Varela, Arias prometió trabajar en una ‘oposición constructiva’ y de unir el trabajo de todos los panameños para lograr un mejor país.

‘Somos un gran partido, una gran alianza’, manifestó Arias. Agradeció a todos los que le dieron su apoyo y prometió ponerse a disposición del país y del pueblo.

A su lado, su esposa Aimeé de Arias, sus hijos y una alineación de aliados políticos. Entre ellos estaban Sergio González Ruiz, Rómulo Roux, Luis Eduardo Camacho y el líder del partido, Ricardo Martinelli.

Fue Martinelli el siguiente en tomar el micrófono.

‘Vamos a hacer una oposición constructiva. Si hacen algo bueno, lo apoyaremos. Pero si hacen algo malo, ¡palo les vamos a dar!’, exclamó. ‘Porque yo sí conozco lo que hay del otro lado’, acotó.

Martinelli aprovechó para señalar que la alianza Cambio Democrático - Molirena contaba con un ‘semillero de candidatos’. De nombre, señaló a Roux, González Ruiz, Guillermo Ferrufino y al propio José Domingo Arias.

El actual mandatario de la República no dudó en reconocer la legitimidad del trabajo del Tribunal Electoral, aunque pidió a sus copartidarios que se mantuvieran vigilantes hasta el final y cuidaran los votos.

‘El pueblo decidió y hay que respetar los designios del pueblo’, declaró Martinelli.

Para Frank De Lima, uno de los directivos y voceros de Cambio Democrático, el control de la Asamblea Nacional será un factor clave para la próxima administración.

‘Hay que ver como termina la composición de la Asamblea, pero parece que ningún partido va a tener mayoría’, comentó De Lima. ‘Le tocará al próximo presidente tener que negociar acuerdos con la Asamblea’, añadió.