Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Política

La Política Pública como Arte del gobernar bien

No hay calidad de vida sino hay orden institucional y la aportación del conocimiento aplicado de las ciencias sociales es esencial

En el V aniversario del Programa FLACSO-Panamá, la institución renueva su compromiso con las ciencias sociales y su capacidad de definir de manera eficiente las políticas públicas. A más de cincuenta años del acta constitutiva de la Facultad Latinoamericana de las Ciencias Sociales (FLACSO) patrocinada por la UNESCO y a cinco años de creación del Programa Panamá, los propósitos de las ciencias sociales en apoyo a la gestión pública siguen siendo los mismos: ofrecer directivas o criterios que fundamenten la sustentabilidad de las políticas públicas, como también fortalecer su capacidad para promover cambios socioculturales.

La sustentabilidad descansa entre otras razones, en la capacidad de interpretar necesidades sociales legítimamente demandadas y retroalimentadas por el aporte ciudadano.

En tanto que los cambios deben entenderse en términos de una solvente eficiencia de inserción pública, orientada a la inclusión y la cohesión social.

LA RAZÓN DE GOBERNAR

Estamos frente un cambio de gobierno cuyas expectativas en la ciudadanía, posiblemente rebasan la capacidad institucional para resolver conflictos e inequidades. Y éste es el dilema de la gobernabilidad: tener capacidad de gestión pública y mantener legitimidad política en tiempos de escasez presupuestaria. También es una excelente oportunidad para que quienes nos gobiernan por mandato electoral, asuman también las limitaciones de su gestión. Esta limitación descansa en la honestidad, como en el uso eficiente de los limitados recursos; también en la capacidad de gobierno para gestionar racionalmente la solución de los problemas públicos. Es aquí donde las ciencias y el conocimiento disciplinario son esenciales.

A la acción de gobierno, se le presenta un sin número de hechos sociales, económicos o políticos con los que tiene que lidiar en el diario acontecer de lo público. Sin embargo, no todos estos ‘hechos’ constituyen hechos—objetivos de política pública. La construcción de un ‘hecho’, en un acontecimiento de relevancia sociológica, política o económica lo da la centralidad que tiene en la agenda de problemáticas nacionales y su vínculo con el plan de gobierno; como en la percepción que la ciudadanía tiene del mismo en un momento dado, y su capacidad de acción para instalarla en la agenda de preocupaciones nacionales. (Ejemplo, los temas de corrupción y de ilegalidad en el uso de fondos públicos).

Las ciencias sociales, son esenciales para el tratamiento sistemático de estos problemas, que pueden en un momento sobrepasar la Agenda de Estado.

LA POLÍTICA SOCIAL

Históricamente lo social surge temáticamente vinculado al mundo de los pobres, al mundo del trabajo, al mundo de la seguridad social y define problemas que tienen como intención ser resueltos por medio de políticas y leyes sociales. Esta consideración histórica fundamenta una modalidad de política social que se configura a través de un conjunto de medidas y de instituciones, y que tiene por objetivo el impactar en una determinada calidad de vida en la población. Lo social se entiende aquí como un tipo especial de política, como una expresión de la intervención del Estado en la sociedad.

En esta acepción, la política social se nos presenta como un conjunto de medidas e instituciones que tiene por objetivo el lograr cierta calidad de vida en la población.

En ese sentido, el esfuerzo de ordenamiento del mundo de lo social requiere tanto ayer como hoy, de criterios y enfoques, que le permitan a la acción de gobierno entenderse como una acción racional orientada hacia fines políticos. Y hay sólo una manera de entender la acción racional del estado: como el espacio de la política pública orientado a la distribución de la riqueza; y el espacio de lo político como un ámbito orientado a la regularización del conflicto social.

Desde esta perspectiva, la realización integral de derechos sociales a través de la política social solamente es posible a través de una responsabilidad colectiva, y tiene como supremo propósito el garantizar igualdad de oportunidades y compensar diferencias sociales.

LO SOCIAL COMO DESARROLLO

Es aquí donde el concepto de lo social, en su sentido fuerte, conecta con el concepto de desarrollo: la política social emerge entonces como un instrumento para transformar la sociedad, para rediseñar lo social, ya que como acción de gobierno conlleva opciones o alternativas cuya articulación supone siempre una determinada estrategia de desarrollo. Incluso la del gobierno que sale, sus opciones u omisiones de política conllevan una determinada manera de concebir la acción política. ‘Mano dura y mercado’ parecen ser los contenidos de esa acción de gobierno. No olvidemos que en asuntos públicos la acción es siempre intencional, ya que son siempre decisiones que comprometen a determinados actores: tanto de quienes las diseñan como gobierno, como a quienes están dirigidas, los ciudadanos.

Esta acción de naturaleza intencional es la que siempre se relaciona con el arte de gobernar, y ésta es en definitiva, la capacidad de dirigir a la sociedad hacia metas de desarrollo. Esto conlleva un conjunto de conocimientos, estrategias y competencias que sirven de soporte en la construcción y desarrollo de ese entramado institucional con capacidad para la gestión pública. Se trata siempre de fortalecer instituciones, no de debilitarlas. Ésta es la clave de la gestión moderna, donde el orden político y público propio del Estado de Derecho sólo puede ser afirmado por medio del fortalecimiento y desarrollo de capacidades institucionales que promuevan la pronta respuesta y la eficiencia hacia los problemas públicos. Es en esta directiva que se funda hace más de cincuenta años la FLACSO como sistema regional.

LA FLACSO EN PANAMÁ

No hay calidad de vida sino hay calidad en el orden institucional, y la aportación de conocimiento aplicado de las ciencias sociales es esencial en la gestión del buen gobierno. En este propósito, la gestión académica del Programa FLACSO-Panamá ha estado orientada a fortalecer capacidades profesionales e institucionales a través del conjunto de seminarios a nivel de posgrado, que la unidad académica ha desarrollado en temas como: Violencia y Seguridad Ciudadana; Desarrollo y Medio Ambiente; Análisis de la Política; Las Nuevas Desigualdades Sociales; Epistemología y Metodología de la Investigación; Gobernabilidad y Seguridad Ciudadana, Sociedad y Estilos de Desarrollo, entre otros. Algunos realizados más de una vez. Por estos eventos académicos han pasado cerca 350 participantes. El último seminario de posgrado fue realizado para la Escuela Judicial de Panamá y versó sobre Metodología y Diseños de Investigación. Actualmente se desarrolla un Programa de Especialización a nivel de un Posgrado en Metodología de la Investigación en Ciencias Sociales, tendiente a fortalecer competencias en académicos y profesionales en la generación de conocimiento nuevo.

En el ámbito de las publicaciones, el Programa FLACSO-Panamá ha dado a conocer el pensamiento de un conjunto de intelectuales panameños por medio de los Cuadernos de Ciencias Sociales, en temas de Género y Cambio Cultural; Relaciones Internacionales; Derechos Humanos; Derechos Indígenas; Violencia, Armas y Seguridad Ciudadana; Historia Oral. Además de la Publicación de la Revista Procesos Sociales que va ver su 5° Número, el Programa mantiene en alianza con La Estrella de Panamá una página todos los domingos sobre temas de actualidad, donde publican los mejores estudiosos de la academia e intelectualidad panameña. Estas publicaciones semanales han sido recopiladas en dos sendos libros bajo el título ‘Comunicación y Realidad Nacional: FLACSO en La Estrella de Panamá ’. Contribuir al pensamiento nacional es pensar para el país.