23 de Feb de 2020

Política

Fiscalía decretó detención para nueve funcionarios y un particular

La Fiscalía Auxiliar ordenó detención preventiva a nueve funcionarios.

La Fiscalía Auxiliar ordenó detención preventiva a nueve funcionarios y un particular relacionados con la red de corrupción dentro de la Corte Suprema de Justicia. Además otros tres funcionarios judiciales salieron con medidas cautelares de notificarse ante el Ministerio Público cada 15 días.

La Fiscalía Auxiliar, a cargo de Marcelino Aguilar, indagó ayer a los funcionarios y a Eduardo García, un extrabajador del Judicial, luego que el pasado jueves fuesen detenidos en un operativos en el Segundo Tribunal Superior, el Juzgado Décimosexto y la Oficina de Descongestionamiento Judicial.

Los funcionarios son acusados por el supuesto delito contra la administración pública en la modalidad de corrupción de funcionario del Órgano Judicial.

García fue despedido hace poco tiempo, informó una fuente ligada a la investigación, que surgió luego de una denuncia del propio magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado.

La denuncia del magistrado también involucra a dos abogados de apellido Ríos y Jan, pero que hasta a la fecha no han sido llamado por la Fiscalía, informó una fuente judicial. Agregó que en las diligencias también se encontró pruebas que involucran a otro abogado que fue directivo del Colegio Nacional de Abogados.

Algunos de los funcionarios detenidos confesaron los hechos, en vista de que las pruebas los incriminan, comentó la fuente.

Los funcionarios cobraban coimas por negociación de fianzas, retención de boletas de captura, manipulación de fecha de audiencia y sobornos a jurado de conciencia. Una fuente dijo que uno de los involucrados cobraba hasta $6 mil de coimas.

La Fiscalía Auxiliar realizó una inspección el jueves y el viernes en los juzgados Séptimo y Décimosexto Penal para buscar más evidencias del caso.

Kevin Moncada Luna, abogado de Kira Puga, a quien se le decretó medida cautelar de cada 15 días, dijo que su defendida es acusada injustamente porque no existen pruebas en su contra.

‘Si había una red de corrupción en el Órgano Judicial, de eso no hay duda, pero mi defendida no tiene que nada que ver con eso', recalcó.

Se conoció que el magistrado Ayú Prado prohibió a los funcionarios acudir los fines de semana a las oficinas judiciales.