Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Política

Una expresión humanista

Gerardo Maloney sabe que el camino ha sido largo y difícil

Una expresión humanista
Es la lógica de la vida, hecho a veces paradoja de los absurdo e ironía del azar.

Gerardo Maloney va al grano en su ‘Presentación'; se trata de una colección de ‘textos, escritos en diferentes momentos y lugares durante la etapa más joven de mi vida: México, el Caribe, Ecuador y naturalmente Panamá.' Proclama el autor que ‘el contenido' de sus historias tiene ‘algo real, algo de ficción.' Afirma luego que: ‘los cuentos expresaban mi manera particular de entender el mundo, de articular mi experiencia cotidiana a mi identidad como afropanameño, con todo lo que eso significa. Fue por eso que decidí llamar al libro ‘Cuentos étnicos.'Y en el cuento introductorio, ‘Franky,' se presenta de inmediato el discurso del afrocentrismo mediante el contacto con el personaje principal con el narrador en primera persona: ‘Franky nació en Pedro Miguel un poco después de la segunda guerra mundial'(27). Maloney nació en esa misma época..

Quién es este Franky? Pues es precisamente un ‘tipo extraño, que no se ceñía a las reglas del juego, que él bien conocía pero que despreciaba porque las consideraba una trampa segura, impuesta allí por el hombre blanco, por los amos del mundo, a la inmensa mayoría, los que no se dan cuenta de lo que en realidad está ocurriendo' (26-27). Y Franky revela claramente que la supremacía blanca es una trampa, invirtiendo de arriba para abajo la realidad histórica de que africanos del Valle del Nilo establecieron la primera gran civilización humana y la base de toda civilización y este ocurrió en una época remota, miles de años anteriores a toda otra civilización, y cuando de hecho el resto de los seres humanos eran aún bárbaros. Y el sistema Jim Crow de los los norteamericanos es uno de los instrumentos más diabólicamente eficaces para mantener esta vil mentira: el Barrio de los zonian blanco, que estaba separado justamente por el campo de juego de la comunidad negra de La Boca. En el camino se detuvieron en un árbol lleno de mangos. Por fin comerían mangos de Balboa, estaban convencidos que siendo de Balboa serían mejor, el pasto era más verde y parejo, las calles eran más limpias, los edificios eran mejores, los Club House eran mejores, los comisariatos eran mejores, el cine era de cemento y tenía aire acondicionado, el estadio era más grande y tenía luces, todo en Balboa era mejor, por eso ellos no podían vivir allí, desde pequeños se lo habían escuchado decir a sus abuelos, tíos, vecinos, maestros y parientes. (32)

En ‘Lito' se ve que la supremacía blanca es el tejido mismo de la sociedad cuando se presenta como comprobación del gran éxito del negocio de un tal Don Lencho el hecho de que este ‘al poco tiempo se compró una casa por San Francisco de la Caleta, contrató a una especialista que se lo amueblara, se consiguió una rubia extranjera de la Villa de Amor' (65). El personaje principal del cuento, ‘Jay Best' a primera vista parece haber superado los efectos de la opresión racista dado que la última frase es: ‘Hasta que con el tiempo se fue olvidando que Jay Best y Bienvenido eran hijos de la misma mujer, y hoy Bienvenido firma una columna inteligente en los diarios, sin que nadie se acuerde ni le importe de qué color es su piel' (76). Pero al fijarse bien, el lector se da cuenta que como Jay / Bienvenido es locutor de radio y escritor de comentarios periodísticos, el público no lo ve! Así que en su caso ha podido eludir el problema de ser negro El ha superado porque la supremacía blanca no viene al caso: él no habla en negro de verdad y ciertamente no escribe en negro de verdad.

El cuento ‘Viaje astral' presenta un aspecto del racismo que afecta específicamente a los negros antillanos.

Ni Cordelia, ni la mayoría de los muchachos negros antillanos, entendían bien la cosa, porque a pesar del rechazo al inglés, tenían entre sus asignaturas una materia que era inglés, enseñada por un tipo Ramírez que no hablaba inglés como hablaban los gringos, y tampoco lo hablada como lo hacían sus padres para comunicar y nombrar todas las cosas. Además, recordaba que cuando salía los sábados con su madre a la Avenida Central y entraba a un almacén, los vendedores ofrecían las cosas en inglés y los Indostanés preguntaban, ‘What you want?”

Cordelia vivía en Calidonia, atrás del edificio de al lado del Teatro Victoria. Y sabía entonces que en todas los cines, la gente en la películas hablaban siempre inglés y que nadie podía asociarlos ni sentirles el olor a grajo. Algo le pareció que no tenía sentido. (92-93) No es que no tuviera sentido, más bien tiene mucho sentido dado que la ideología gobernante de la civilzación occidental es la supremacía blanca.

(Extracto del texto original)

==========

PRESENTACIÓN DE LA OBRA

Nueva literatura afropanameña

Gerardo Maloney

periodistas@laestrella.com.pa

Hace algunos años, ordené en forma de libro, estos textos, escritos en diferentes momentos y lugares durante la etapa más joven de mi vida. México, el Caribe, Ecuador y naturalmente Panamá.

La idea era someterlo al Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró, en la sección cuento. Quise antes de dar ese paso, verificar si valía la pena, y le solicité a la profesora y escritora Mariafeli Domínguez que los revisara. Cuando me los devolvió confieso que tenían mayor valor literario, técnicamente hablando. Le puse un seudónimo y los envié al Miró. Después que me lo devolvieran sin pena ni gloria, los extravié entre un monto de escritos inéditos que conservo en mis archivos personales.

Hace un par de meses, tropecé con ellos, y decidí leerlos cuidadosamente, porque se trataba de leerme a mí mismo, ahora con algunos años de diferencia. Esa es la ventaja que tiene la palabra escrita, no nos deja mentir, nos retrata en cuerpo entero, en pensamiento, emociones y sentimientos…ayer, hoy y mañana.

Me pareció interesante, el contenido de estas historias, algo real, algo ficción. Le solicité a la licenciada Tiara Weeks, que volviera a transcribir el documento original (escrito en una máquina de escribir) a una versión digital moderna. Ella lo hizo con tan buen humor, que después me hacía comentarios, sobre alguno de los personajes y acontecimientos centrales de los cuentos, lo que me indicaba que las historias la habían hecho reaccionar.

La lectura de los escritos, ahora con el camino recorrido y la conciencia adquirida, me hacían entender con clari-dad que los cuentos expresaban mi manera particular de entender el mundo, de articular mi experiencia cotidiana a mi identidad como afropanameño, con todo lo que eso significa. Fue por eso que decidí llamar al libro ‘Cuen-tos étnicos'. Dieciséis historias diferentes constituyen el cuerpo de la obra. Historias que, aunque comunes, por su contexto popular y étnico, no se parecen una a la otra. Qui-zás por esto, opté por publicarlo, por darle a conocer los mensajes contenidos en las historias del libro, a la gente, a los protagonistas, antes de pretender nuevamente el pre-mio, la consagración del Concurso Nacional de Literatura.

Cuentos étnicos, es otro de mis esfuerzos de rescatar nuestra memoria histórica, de dejar plasmado nuestros sentimientos más íntimos frente a la realidad del mundo, de una época; frente a nuestra circunstancias como pueblo con identidad y cultura propia; y frente a nosotros mismos, como individuos, y como sujetos históricos.

Cuentos étnicos es la recreación de la lógica de la vida, envuelta en los recuerdos y fantasías de nuestra niñez, los deseos no alcanzados que se convierten en sueños; las aspiraciones y los ideales de justicia, que nos guían en ocasiones en la ruta impuesta por los hombres y las sociedades. Es la lógica de la vida, hecho a veces paradoja de lo absurdo, ironía del azar. Los amores, los rencores, las injusticias, los triunfos y las derrotas, las huellas que nos deja a cada uno el verdadero verdugo… el tiempo.

==========

ALGUNOS FRAGMENTOS DE LOS CUENTOS

Franky

Los muchachos del barrio lo vacilan cuando pasa, y las viejas antillanas comentan unas con otras que se volvió "cuco". Era la explicación más sencilla para un tipo que toda el mundo veía desde las seis de la mañana, sentado en la parada de buses, con un libro metido entre cejas, sin que nada ni nadie pudiera distraerlo. Qué más se podía pensar de Franky, que con el pelo largo y enredado, las barbas tupidas y la ropa muy pocas veces limpias, interrumpía su lectura sola para dar largas caminatas por la Vía España, sin que nadie supiera donde iba, ni de dónde venía.

==========

El odio

Pedro y George habían sido vecinos por más de cincuenta y cinco años… ¡Como es la vida! Ninguno de los dos se lo había propuesto, pero allí estaban, uno al lado del otro, aunque separados por un conflicto heredado de sus propios abuelos.

Ninguno de los dos sabía, ni encontraba razón para el odio que se tenían, pero allí estaba; cada vez que se escuchaban las voces el uno al otro allí estaba. Cada vez que se sentían los pasos allí estaba. Se tenían tanto odio, que ninguno de los dos parecía capaz de amar a nadie.

==========

Sentenciados

Estuve muchos años libre en el campo; recuerdo los días asoleados de verano, cuando el cielo se muestra entero, limpio, con nubes que la emblanquecen en pequeñas parcelas. Aguanté muchos días de lluvia, cuando el río perdía la calma, y se embravecía como gente, arrancando cosas, y llevándose todo lo que le salía al paso. Cuando me hice grande puede divisar el pueblo, sorprendí a los hombres saliendo de sus casas temprano en la mañana con el machete en la mano y el destino reflejado en los ojos. Los vi alejarse día a día, con la mula, copiando la huella de sus pasos, regresando después con los fardos de comida, extraída de la tierra durante todo el día. Los vi amarse, nacer y llorar cuando moría alguno. En mi regazo se hicieron promesas de amor, y se contaron las penas y los sufrimientos de los que se fueron del pueblo en busca de fortuna en otros lugares.

==========

9 de Enero

Yo estuve presente aquél nueve de Enero… Estaba de vacaciones en Panamá, visitando a mi familia..... Sin embargo, los otros empezaron a retar mi amor propio, recordándome que de todas formas yo seguía siendo panameño, a pesar de vivir en Carolina del Norte y pertenecer a la Fuerza Aérea del país de los Morgan y Rockefeller. Tenía que ir…

==========

MISIÓN Y VISIÓN DE FLACSO

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) es un organismo regional, instituido por la UNESCO para impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de las Ciencias Sociales.

El Programa FLACSO-Panamá busca dotar a la población de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.