La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Política

Se estanca licitación para medicaciones crónicas en la CSS

Un amparo de garantías constitucionales fue presentado por una de las empresas participantes.

La Caja de Seguro Social intenta adquirir los medicamentos desde el 2015.

La licitación 02-2015 para la adquisición de medicamentos especiales para pacientes con enfermedades neurológicas, hematológicas y cáncer enfrenta un nuevo escollo legal en la Corte Suprema de Justicia, que podría extender o estancar el proceso.

La empresa Import Dos Reis, S.A. presentó, el lunes 19 de junio, un amparo de garantías constitucionales que está en manos del magistrado Abel Zamorano. De acogerse el recurso, la licitación se suspenderá.

La Caja de Seguro Social (CSS), con la participación de 26 empresas ofertantes, el día 20 de junio, realizó la licitación pública 02-201 5 para la fijación del precio unitario para el suministro de sustancias controladas y narcóticos, a un costo de $47 millones.

PROCESO DE LICITACIÓN

Los pacientes ganaron un recurso en la Corte Suprema

En el 2015, la Caja de Seguro Social intentó comprar medicamentos por $71 millones.

En el 2017, la Caja retomó el proceso, pero se ha presentado un recurso en la Corte.

El pliego de cargos detalla que la licitación es para el suministro, almacenamiento, transporte y entrega, según necesidad, de medicamentos especiales, durante el término de doce meses que abarca el ejercicio de la vigencia fiscal.

Emma Pinzón, vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Pacientes con Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas (Fenaeccd), manifestó su preocupación por los recursos que se han presentado en la Corte y los califica como un ‘obstáculo'.

‘Los pacientes somos los afectados de todos los callejones que la ley ofrece para que la Caja se surta', reclamó Pinzón, quien se pregunta cómo el director de la Caja, Alfredo Martiz, va a enfrentar esos recursos justo cuando se estableció una Fuerza de Tarea para optimizar el proceso de adquisición y distribución de medicamentos e insumos en un tiempo oportuno, a través de la Dirección Ejecutiva Nacional de Finanzas y Administración.

En febrero de 2016, la CSS intentó realizar la licitación 02-2015, en la que exigía que los productos farmacéuticos contaran con certificaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos o de la Agencia de Medicamentos de Europa (FDA y EMA, por sus siglas en inglés, respectivamente).

El recurso legal interpuesto en la Corte, según los pacientes, se debe a que no están de acuerdo con los requisitos interpuestos.

La Fenaeccd presentó un amparo de garantías ante la CSJ en el 2016, toda vez que consideraba que la vida de sus agremiados estaba en ‘riesgo'. La Corte falló a su favor.

Pinzón espera que el magistrado Zamorano no admita el recurso porque, de lo contrario, ‘será un año más de angustias'.

En medio de la disputa, se encuentran los pacientes con enfermedades críticas y degenerativas (artritis, hemofilia, esclerosis, renales, entre otras), que temen de que si no se resuelve este conflicto con prontitud, el próximo año se enfrentarán a una escasez de medicamentos que pondría en riesgo su estado de salud.

La federación, que agrupa a unas trece organizaciones de pacientes con enfermedades crónicas, solicitó en 2015 a la CSS no claudicar en su petición de aprobar los certificados de la FDA y de la EMA para esta licitación.