La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Política

Roturas de tuberías son fuente de contaminación

Microbiólogos advierten que, aunque el sistema de potabilización de agua sea eficiente, las constantes roturas representan un peligro

Cristobal Chaidez y Nohelia Castro, del Centro de Investigación de México.

Las constantes roturas de tuberías del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) pueden ser una fuente de contaminación del agua que consume la población. Expertos en microbiología de Panamá y México advierten que las roturas de tuberías no solo ocasionan la fuga de agua potable, sino que se pueden estar introduciendo agua contaminada a la red de distribución.

El microbiólogo mexicano Cristóbal Chaidez Quiroz estuvo en Panamá dictando unos seminarios a estudiantes universitarios y trabajadores de empresas procesadoras de alimentos sobre microbiología ambiental y de alimentos en las dos últimas semanas del pasado mes de marzo, como parte de un programa entre la Universidad de Panamá y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo de México.

‘Vemos un buen proceso de la potabilización del agua, pero el sistema de distribución está fallando',

CRISTÓBAL CHAIDEZ

MICROBIÓLOGO DE MÉXICO

En los talleres, Chaidez estuvo acompañado de su colega mexicana Nohelia Castro y la microbióloga de la Universidad de Panamá, Margarita Cornejo.

‘Las roturas de tuberías son una fuente de contaminación', recalcó Chaidez. Explicó que aunque el agua que sale de la planta es de buena calidad, si hay fuga constante en el sistema de distribución del producto final, es decir, del agua que llega a las residencias, es posible que, al igual como sale el agua, también puedan entrar agentes contaminantes.

‘Vemos un buen proceso de la potabilización del agua; sin embargo, el sistema de distribución está fallando y se requiere una estrategia para evitar fuga, que es importante', dijo Chaidez.

El microbiólogo mexicano también habló de la necesidad de establecer relaciones entre el sector académico, el productivo y el gubernamental, para generar bases de datos sobre aspectos como la calidad de agua e inocuidad de los productos alimenticios.

De hecho, dijo, parte de su estadía en Panamá durante las dos últimas semanas de marzo, además de dictar los cursos, es parte de un proceso para la firma de un convenio entre la Universidad de Panamá y el Centro de Investigación en Alimentos y Desarrollo, que busca fortalecer la investigación en estos temas a nivel regional.

Para Chaidez es muy importante conocer cuáles microorganismo están presente en los países de Centroamérica y en México. Un estudio que se ha hecho por 20 años entre el Centro de Investigaciones en Alimentación y Desarrollo y la Universidad de Arizona, Estados Unidos, ha generado una base de datos de ambos países.

Los microorganismos no conocen fronteras y tampoco sacan visas para viajar, apunta el experto. ‘La mejor manera para contrarrestar cualquier fenómeno en materia de salud es generar las bases de datos y estar conectados como grupo de investigación… y por eso estamos aquí en la Universidad de Panamá, para generar esas bases de datos y compartir nuestras experiencias', dijo.

Consideró que para Panamá es de mucha importancia realizar esas investigaciones porque es un país que importa la mayoría de sus alimentos, por lo que los riesgos de contaminación son muy elevados.