28 de Sep de 2022

Política

Proyecto de importación paralela llegó a la Asamblea

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, y la directora de Farmacia y Drogas, Elvia Lau, presentaron en el pleno de la Asamblea la iniciativa que permitirá a las farmacias importar medicamentos como una de las medidas para disminuir el alto precio de los fármacos

Proyecto de importación paralela llegó a la Asamblea
El alto precio de los medicamentos ha sido uno de los temas que generó descontento en la ciudadanía. lo que motivó duras protestas durante el mes de julio.Shutterstock

La propuesta de reformas a la Ley 24 de 1963 que permite la importación paralela de los productos a las farmacias, llegó a la Asamblea Nacional.

Fue presentada por el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, y la directora de Farmacia y Drogas, Elvia Lau.

Sucre explicó que hay normas que tienen incidencia en el funcionamiento del mercado, que está conformado por mayoristas y minoristas, que han obligado a las farmacias a comprar a los intermediarios, y les ha impedido acceder directamente a los fabricantes para comprar a un mejor costo.

El sistema –según el ministro– ha dado como resultado el funcionamiento imperfecto del mercado en donde existe una competencia desigual y poco amplia, que ha traído como consecuencia precios superiores a los de otros países aún cuando los medicamentos son idénticos.

Proyecto de importación paralela llegó a la Asamblea
El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, presentó en la Asamblea Nacional el proyecto.Cedida

En este sentido se hace necesario derribar las barreras legales que restringen la participación de más oferentes en el mercado panameño de medicamentos, dijo el ministro, sobre la propuesta de ley presentada en el pleno de la Asamblea Nacional.

Sucre repitió que el proyecto está enfocado a permitir que la farmacias puedan también importar fármacos directamente, cumpliendo con todas las regulaciones que garantizan la calidad, seguridad y eficacia. “Esto provocará una mayor competencia que redundará en mejores ofertas”, aseguró el titular del Minsa.

Las farmacias podrán organizarse entre ellas para adquirir los medicamentos. Aunque si no les conviene importar directamente, pueden continuar con sus compras a los importadores.

Para evitar el ingreso de medicamentos falsificados o adulterados, que es uno de los negocios ilícitos más exitosos, Sucre dijo que se está buscando una plataforma que permita documentar la procedencia y el proveedor de los medicamentos.

Así podría realizarse la trazabilidad del medicamento y determinar no solo su efectividad, sino también su seguridad.

“Los medicamentos constituyen productos de primera necesidad para toda la población, porque atienden la recuperación y rehabilitación y cuidados de la salud”, indicó el titular de Salud.

Los altos precios de los medicamentos han provocado constantes quejas de la sociedad, que considera que es una situación insostenible y ha obligado al Gobierno panameño a establecer un descuento del 30% en el precio de venta de los productos en las farmacias.

Elvia Lau, directora de Farmacia y Drogas, explicó que hay 159 moléculas que serán reguladas con este descuento por un periodo de seis meses.

De esas 159 moléculas se pueden encontrar hasta 12 diferentes marcas de díclofenato o andolipina, por ejemplo.

“Cuando te pones a ver son como 800 medicamentos que resultan de esas 159 moléculas”, que serán regulados con el descuento .

Lau explicó que no están incluidas todas las moléculas. Sin embargo, la selección de moléculas de medicamentos se realizó basándose en la canasta básica y en la lista de medicamentos esenciales del país.

La idea, sin embargo, es que en el periodo de 6 meses se pueda tomar una medida robusta y sostenible en el tiempo para que la población pueda ver la disminución de precios en todos los medicamentos.

Una de las quejas de los consumidores es que existen medicamentos que se usan para controlar la misma enfermedad, sin embargo, no están en la lista de los esenciales, son más costosos, y no tienen descuento.

Otro de los puntos es que existen laboratorios fabricantes de medicamentos que aún no han confirmado a las farmacias su disponibilidad de aplicar el descuento que ha establecido el Gobierno panameño. Por ello, las farmacias mantienen los productos de los laboratorios en “cuarentena”, es decir, fuera de la venta al público hasta que se confirme su disposición a efectuar el descuento.