Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

En defensa de la vida

La huelga es un derecho reconocido, inalienable, generalmente dirigido a la defensa y promoción de un objetivo laboral o socioeconómico.

La huelga es un derecho reconocido, inalienable, generalmente dirigido a la defensa y promoción de un objetivo laboral o socioeconómico.

En términos de los diversos sectores sociales panameños, en reiteradas ocasiones hemos expresado nuestro desacuerdo por la continuidad de las medidas neoliberales, que han generado mayor pobreza y conculcado nuestros derechos fundamentales, principalmente el derecho a la vida.

Por ello, la Coordinadora Nacional de Lucha por el Respeto a la Vida y la Dignidad del Pueblo, entregó el 14 de agosto el pliego de las 15 demandas, el cual fue desatendido por el gobierno.

En varias ocasiones hemos presentado propuestas frente a los problemas que confrontamos, pero caen en saco roto.

Pero la lógica de la máxima ganancia los gobernantes la han impuesto por encima del derecho a la vida, ello nos lleva a una huelga nacional de advertencia por 24 horas, para reiterar el llamado al gobierno, para que atienda las demandas de la población.

El pueblo realiza la huelga ante la violación constante de nuestros derechos, ante la amenaza de que más panameños sigan cayendo en la pobreza, ante la política gubernamental de seguir privilegiando los intereses de los sectores empresariales, avalando la corrupción, el nepotismo y la impunidad, hacemos la huelga en contra de la imposición del llamado Plan de Seguridad, aprobado de manera inconsulta.

El gobierno y la patronal dirán que afectamos a terceros, que se afectará el crecimiento económico. Frente a ello decimos que el derecho del pueblo a una vida digna está por encima de los intereses de ese minúsculo grupo que se queda con el 80 por ciento de la riqueza que se genera; que en este caso no hay terceros, porque esta no es una huelga obrero-patronal, es una huelga del pueblo.

A los panameños nos asiste el derecho a la defensa de la vida, por ello el 4 de septiembre haremos valer ese derecho.

La huelga nacional de advertencia será histórica, será la expresión de un pueblo en las calles convencido de que sin luchas no hay victorias.