Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¿Por qué Varela?

EN REALIDAD NO FUE FÁCIL. Aún cuando he criticado a los partidos políticos y a sus dirigentes. Me llevó semanas tomar la decisión corr...

EN REALIDAD NO FUE FÁCIL. Aún cuando he criticado a los partidos políticos y a sus dirigentes. Me llevó semanas tomar la decisión correcta.

Todavía no salgo de mi asombro, sobre todo, al tener que estar preparada y aguantar las embestidas de gente acostumbrada por años a desprestigiar a los que no estén de acuerdo con sus ideologías o candidatos de turno en una campaña electoral.

Esto es parte de la miseria humana.

Estoy esperando escuchar argumentos serios y valederos de los aduladores de otros candidatos que sólo desean envenenar el ambiente político.

Seamos serios, señores; pónganse a trabajar como Dios manda sin hacer daño a los demás. Hay que seguir en la búsqueda de personas preparadas y honestas y hacer de los partidos un grupo político purificado y oxigenado de tanta mediocridad.

Mi gran amigo Enrique de Obarrio, a quien he aprendido a respetar y apreciar por la fuerza y coherencia de sus convicciones, y por su trayectoria y perseverancia en alcanzar metas en beneficio del país y de las grandes mayorías, me conversó sobre la importancia de orientar al voto independiente hacia la candidatura de Juan Carlos Varela.

Me convencí de la forma más sencilla y sin presión alguna y antes de dar una respuesta, lo analicé y consulté con personas comprometidas por un mejor país.

Quiero aclarar que no es mi estilo endiosar a nadie.

Es cierto, analicé clínicamente a Juan Carlos Varela, y puedo afirmar que su personalidad se encuentra en niveles de normalidad.

Lo anterior me motivó a apoyarlo, porque quiero para mi país a una persona mentalmente sana, que no sea impulsivo ni grosero, que no se crea la gran cosa, que tenga principios y valores humanos, que ame a su esposa e hijos, que tenga a Dios sobre todas las cosas, que no traicione a la Patria ni a sus amigos, que sepa escuchar, que hable con la verdad, que no nos engañe, que tenga propuestas realizables y goce de trayectoria y reputación, y que no esté obsesionado por el poder.

Dado el enorme crecimiento económico que se viene registrando en nuestro país, combinado con los crueles niveles de pobreza e índice de desigualdad, es cuando más urge un gobernante que goce de la mayor credibilidad en cuanto a su compromiso por lo social.

No nos podemos equivocar, y por ello consideramos nuestra responsabilidad orientar al voto independiente en la dirección correcta, por lo que me siento orgullosa y entusiasta de formar parte de Fuerza Independiente, grupo heterogéneo que crece día a día.

En días pasados el Ing. Varela nos presentó su Plan Programático y a las personalidades que con criterio propio darán solución a los problemas que nos aquejan.

Pude constatar que estas personas tienen bien desarrollada la conciencia social, ambiental, educativa, de salud, de la institucionalidad y de infraestructura.

Sobre el Plan Programático, allí estaremos los de Fuerza Independiente, prestos a aportar en su elaboración, y sobre todo a estar vigilantes de su cumplimiento a partir de julio de 2009.