Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Barómetro de Panamá

La semana pasada se publicó un estudio sobre la cultura política de la democracia en Panamá, como parte de un estudio del Proyecto de Op...

La semana pasada se publicó un estudio sobre la cultura política de la democracia en Panamá, como parte de un estudio del Proyecto de Opinión Pública de América Latina de la Universidad de Vanderbilt, con el patrocinio de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en Panamá y la colaboración de Alianza Ciudadana Pro Justicia, que revela datos interesantes sobre el avance de la democracia de nuestro país.

El Barómetro de las Américas para 2008, en lo concerniente a la República de Panamá, analizó la percepción ciudadana del éxito o fracaso del Gobierno en lidiar con retos económicos críticos, como la pobreza y el desempleo, y su impacto en el apoyo a la democracia estable.

A pesar del auge económico que ha tenido Panamá en los últimos años, los ciudadanos perciben un bajo desempeño económico del Gobierno, según señala esta encuesta patrocinada por el Gobierno de los Estados Unidos.

La encuesta reveló que el 51.3% de los panameños consideran que el principal problema del país es la economía, seguida de la seguridad, con el 30.6%; la política, con el 10.3%; y los servicios básicos, con el 5%. Entre los problemas de la economía están el alto costo de los alimentos, la energía, la pobreza, el desempleo y los bajos salarios.

Legitimidad política: Los ciudadanos deben creer en la legitimidad de sus instituciones políticas y también deben estar dispuestos a tolerar los derechos de las minorías.

El estudio del Barómetro demuestra que el 26.7% de los panameños expresan opiniones de alto apoyo al sistema y alta tolerancia política. Un 27.4% expresan opiniones de bajo apoyo al sistema y baja tolerancia política, actitud que pueden poner en riesgo la estabilidad democrática de Panamá, sobre todo en medio de una coyuntura caracterizada por un incremento, sin precedentes, en el costo de la vida y en las disminución del salario real del trabajador panameño.

Cuando se evalúan los niveles de confianza que tienen los panameños en las instituciones del país, se encontró que la Iglesia Católica, con el 73.9%, tiene la mayor confianza; seguida de los medios de comunicación, con el 61.6%; la Autoridad del Canal, con 55.7%; Tribunales, con el 51.9%; Tribunal Electoral, con el 51.3%; Policía, con el 48.5%; Defensoría del Pueblo, con el 43.3%; presidente, con el 43.2%; y en los últimos lugares aparece la Asamblea Nacional, con el 38.0%; y los partidos políticos, con el 36.5%.

Partidos políticos: Representan una de las instituciones claves en una democracia liberal. Sin embargo, por varias razones, los partidos constituyen la institución con el más bajo nivel de confianza entre las instituciones del Estado.

En Panamá, los partidos obtienen el más bajo nivel de confianza y la gran mayoría de la población dice no simpatizar con ningún partido político, a pesar de que más de la mitad del Padrón Electoral está inscrito en un partido. Pocos panameños creen que los partidos políticos representan bien a sus votantes o escuchan a la gente. La revelación más interesante en los estudios realizados, es que existe poca diferencia ideológica entre los principales partidos políticos en Panamá.

En términos porcentuales, el 67.9% de los panameños no simpatiza con algún partido y sólo el 32.1% simpatiza con algún partido. El 32.8% de los panameños piensa que los partidos escuchan al ciudadano común y el 65% dice que no.