Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Turismo: Plan Maestro

En los últimos días hemos recibido con mucho agrado la entrega del Plan Maestro de Turismo, que constituye un hito, una quimera de aquel...

En los últimos días hemos recibido con mucho agrado la entrega del Plan Maestro de Turismo, que constituye un hito, una quimera de aquellos que pensamos que el turismo es un instrumento para el desarrollo nacional.

El Plan Maestro, constituye un instrumento general, una guía, un marco donde debemos apuntar en el proceso de desarrollar el sector turismo. No es un documento estático, es un documento dinámico, que tiene que adaptarse a las realidades cambiantes.

Por ejemplo, el borrador del Plan, está en función a una economía en pleno crecimiento y hoy día vivimos en una economía que a nivel mundial va rumbo a la recesión.

El principal motor de crecimiento del sector, lo constituye la iniciativa privada con su enorme inversión y promoción. Esta iniciativa ha definido y establecido los destinos y ha forjado una infraestructura competitiva a nivel regional.

Es decir, el Plan no es estatista, todo lo contrario es una orientación clara y coherente dirigida a captar inversión interna y externa. Por ello, ahora nos toca no sólo la difusión, sino la orientación final de hacia dónde racionalizar la inversión y garantizar la promoción más efectiva.

Pasaron los tiempos de los grandes estudios y la poca efectividad, llegó el momento de la concertación entre la iniciativa privada y pública. Esto es, emprender la diversificación aprovechando todas las ventajas competitivas que podemos crear.

Quedó el tiempo atrás de que el sector estatal solamente desarrollaba turismo después de varios estudios y cientos de planos y páginas. Es el momento de aprovechar en toda su dimensión el Plan, para ganar nichos de mercado viables y seguros.

El hecho de que el turismo a nivel mundial sea afectado por la recesión, implica que el cumplimiento del Plan, debe orientarse a economías más estables y hacia mercados factibles.

Esto implicará un ajuste rápido en las segundas residencias, en los proyectos residenciales y un esfuerzo adicional, en los multi destinos, como son, ecoturismo, sol, playa y naturaleza.

Las nuevas condiciones imperantes en la región, obligarán a buscar competitividad en nuestra oferta hotelera, que aunque lentamente, se ha incrementado, pero a su vez su costo por habitación ya no está sacando del mercado. Todos tendremos que hacer un ajuste. La prioridad es garantizar la competitividad.

El disponer de un Plan en estos momentos es importante, porque es urgente elevar la competitividad, con acciones reales como: formación y capacitación del recurso humano; promoción de la cultura turística; seguridad pública; promoción de multi destinos; facilidades para agilizar la inversión privada; clasificación de hoteles; etc.

El plan se debe convertir en iniciativas privadas y públicas para ampliar la oferta y elevar los ingresos de la población.

-La autora es consultora en turismo.yesimaria@hotmail.com