Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

No va a pasar nada, así es...!

Antes de hacer las consideraciones del caso al cual me voy a referir debo comenzar por advertir que respeto y aprecio la labor que como ...

Antes de hacer las consideraciones del caso al cual me voy a referir debo comenzar por advertir que respeto y aprecio la labor que como servidores públicos han hecho durante la administración del presidente Martín Torrijos, Samuel Lewis Navarro y Gisela Álvarez de Porras, ambos ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio e Industrias, respectivamente.

Dicho lo anterior para que así no haya espacio para que se diga que hago una crítica de carácter personal, reacciono al triste papel que pude apreciar el pasado jueves en una conferencia de prensa encabezada por los dos funcionarios aquí mencionados.

En efecto, la Presidencia de la República convocó a una conferencia de prensa el jueves para dar el pronunciamiento oficial por todo lo ocurrido con la no presentación, a tiempo, del formulario que permitía mantener un tratamiento especial de una serie de productos no tradicionales para exportarlos a la Unión Europea.

Cuando supe de la convocatoria a los medios y de quiénes darían las declaraciones tuve la esperanza de que anunciarían lo que nadie esperaba. Es decir, una serie de sanciones y hasta destituciones en el servicio público, que incluye al exterior, por la negligencia e irresponsabilidad inexcusable en todo lo ocurrido.

Cuán grande fue mi frustración de ciudadano, cuando escucho y veo que simplemente no va a pasar nada , porque, según el canciller no van a hacer “un show político” del tema. Debo entender que el show al que se refiere el también primer vicepresidente obedece a que sectores de la sociedad, incluyendo algunos medios de comunicación social, han particularizado la crítica en el hecho cierto de que el embajador en Bélgica, Pablo Garrido, es hermano de Balbina Herrera, candidata a la Presidencia de la República por el PRD.

Sigo pensando que hay que analizar los hechos sin poner nombres y menos aun parentescos. Los documentos no fueron entregados a tiempo, es imperdonable que con una burocracia asfixiante y costosa como la que tenemos nadie en la Embajada, en la Cancillería y en Comercio e Industrias haya advertido y actuado de inmediato. Claro está, después de establecer lo ocurrido hay que deslindar responsabilidades y aplicar las destituciones con el escarnio público requerido, para que los demás servidores públicos no incurran en tamaña irresponsabilidad y para que a su vez se mande una señal clara de que aquí se sancionan los hechos independientemente de los nombres de las personas.

Pero resulta que ha ocurrido lo contrario, el Órgano Ejecutivo, a través de dos de sus ministros ha mandado a decirnos que, como quiera que la oposición política quiere perjudicar a la candidata del PRD, no habrá nada más allá de sanciones administrativas. Es decir, no va a pasar nada y todos los congos contribuyentes tendremos que pagar las consecuencias de un pequeño grupo de irresponsables.

Le decía a los oyentes de W Radio que se imaginaran por un segundo si estos hechos hubieran ocurrido durante la administración de Mireya Moscoso con el PRD en oposición; el tamaño de la crisis política que le habrían generado por no botar a quienes tenía que botar no se habría detenido hasta alcanzar ese objetivo. Pero el asunto ahora no es así, acá premiamos las ineptitudes diciendo que no habrá “show político” para no tener que decir no va a pasar nada.

-El autor es analista político.ecabrera@wpanama.com