Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El Canal, el medio ambiente y el cambio climático

La ampliación del Canal de Panamá, según el Estudio de Impacto Ambiental aprobado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), afecta ...

La ampliación del Canal de Panamá, según el Estudio de Impacto Ambiental aprobado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), afecta cerca de 1500 hectáreas de vegetación. De estas, cerca de 1000 ya fueron deforestadas y solo unas 500 permanecen con áreas boscosas. Ya años antes, se había advertido que el Canal de Panamá.. podría convertirse en una gran zona desértica si la deforestación de los bosques que lo rodean continúa en forma indiscriminada. (Entrevista a Stanley Heckadon. BCC Mundo.com, 25/5/2005).

No es cierto que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) haya plantado ya “un millón de plantones forestales”. Advirtiendo que por los métodos usados, de cada 100 plantones, al término de un año, solo sobrevive el 30% en consideraciones optimistas.

Este programa no solo debe tener un seguimiento fitosanitario, sino de preplantación para que sea efectivo. Según sus propios datos, el plan de la ACP es sembrar entre el 2008 y el 2011 un millón de plantones nativos en diversos sitios del país, para compensar el daño a los bosques por el proyecto de expansión de la vía marítima, que comenzó hace un año. (Kathia Martínez. Noticias. Los Tiempos.com 25/9/2008). También hay que advertir que la deforestación continua galopando en el resto de la Cuenca del Canal, sin que se haga algo efectivo por detenerla.

También es equivocado y ambientalmente vano, que se haga el daño o el impacto ambiental en un área determinada, y se pretenda “mitigar” o “compensar” este daño, reforestando en otra área distante o diferente “porque están en la misma cuenca”. Sería tan absurdo como que si me hiciera una herida en la mano derecha y me pongan el vendaje en la izquierda, porque ambas están en el mismo cuerpo. Posiblemente la mano derecha se me infectaría y en la izquierda no pasaría nada, aparte del gasto inútil.

Sobre las fantasiosas predicciones de las reducciones de emisiones de gas de carbono “a causa de la ampliación”, me sorprende la ingenuidad de estas declaraciones, por dos razones evidentes: 1) La ampliación del Canal no se hace con la finalidad de reducir las emisiones de carbono, sino para hacer negocios con el peaje marítimo. Si las emisiones se reducen por esta causa, es algo accidental y fortuito, que no es admitido por el Protocolo de Kyoto. Es decir, no es lógico Pagar Bonos de Carbono por algo que, paguen o no, debe seguir funcionando igual.

2) Por otro lado, en un escenario óptimo, el tráfico marítimo por el Canal ampliado se incrementaría notablemente. Esto, por supuesto incrementaría las emisiones de CO2. Por supuesto que en ambos casos hay una enorme emisión de CO2 por parte de los transportes marítimos, y esto no puede ser premiado de ninguna manera. El “Ejemplo” de Fidji Waters” es desafortunado ambientalmente, aparte de poco significativo en la reducción de emisiones de CO2.

Me parece que el Calentamiento Global va a tener que ver mucho con el Canal de Panamá y la factibilidad de la ampliación, cuando, antes del 2015, se abra al tráfico marítimo internacional la Ruta Ártica, que acortará en cosa de 3000 kilómetros la Ruta Asiática con los EEUU, que ahora pasa por el Canal.

-El autor es ingeniero y asesor ambiental.eesquivelrios@gmail.com