21 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La danza de las propuestas

Las próximas semanas nos presentarán nuevos programas de televisión y radio. A los populares “Bailando por un Sueño”, “Cuna de Acordeone...

Las próximas semanas nos presentarán nuevos programas de televisión y radio. A los populares “Bailando por un Sueño”, “Cuna de Acordeones”, “Canta Conmigo” “Cuna de cantadera” se suma “Cuna de Propuestas”.

Tres candidaturas presidenciales, decenas de alcaldes, cientos de diputados y representantes inundarán los medios con propuestas y contrapropuestas, anteproyectos de leyes y medidas, unas posibles, otras sueños de opio, otras, simplemente, fuera de la jurisprudencia del que la sugiere.

El elector, ahogado con ideas y propuestas, al final no creerá en ninguna y votará por simpatía o afinidad.

El mejor ejemplo lo presentan los cuatro partidos unidos en la Alianza para el Cambio, donde propuestas sacadas del mejor cuento de hadas son presentadas como si los electores fuéramos una sarta de tontos.

Llegan a la Universidad Latina, privada por cierto, y prometen dormitorios para los estudiantes, se encuentran con un miembro de la tercera edad y le prometen una pensión de cien balboas mensuales, el problema del transporte lo solucionan con un tren metro, subterráneo.

A los estudiantes le darán uniformes, útiles y libros gratis toda su educación, a todos los estudiantes los becará.

Me pregunto si alguien ha averiguado cuánto costaran estas propuestas, o siquiera si son posibles de ejecutar. Si para enterrar una tubería, para colocar un paso elevado, los tranques son insoportables, vamos ahora a enterrar un tren a lo largo de toda la ciudad.

Vamos, seamos serios.

Si a los estudiantes de a vaina le podemos dar una galleta nutritiva y con esfuerzos hemos dado poco más de 70,000 becas, él becará a todos y los uniformará, libros, útiles todo gratis, cómo creerlo.

Y qué pensar de mejorar la educación con un magisterio capaz de detener el país por solo pretender el gobierno cambiar a trimestres el sistema.

La sociedad panameña de hoy dejó de ser sumisa, dejó de aceptar las decisiones de unos pocos, ahora lucha en las calles por sus conquistas sociales.

Los movimientos gremiales, sindicales y asociaciones de profesionales y técnicos constantemente los vemos en las calles, el debate, los medios.

A esa sociedad a la que Balbina Herrera le propone soluciones basadas en el diálogo y la concertación, Martinelli le propone soluciones mesiánicas y de país rico, en medio de la peor crisis económica que el mundo capitalista ha tenido.

Ya no hay nada más que proponer, el nuevo discurso de todos incluye “ejes de desarrollo”, y todos atacan los mismos problemas, conscientes todos de que ninguno, realmente, tiene la varita mágica para resolver el problema de seguridad, transporte y costo de canasta básica.

Lo real es que el elector tiene que considerar quiénes en el poder pueden hacer un mejor esfuerzo: cuatro partidos unidos por primera vez con diferencias marcadas ente arnulfistas, patrioteros y cambio democrático, o un gobierno con la experiencia del PRD y el contenido social de los populares y el liberalismo.

La alianza para el cambio solo presagia luchas por espacios políticos y repartición de puestos, el PRD gobierna.

Por lo pronto, preparémonos para la lluvia de propuestas.

- El autor es ingeniero y analista político. mrognoni@sinfo.net